La papa aérea, solución a la crisis alimentaria

El método sirve para producir semillas, pero no para cultivar plantas, porque el proceso es demasiado costoso

Autor:

ACN

La papa aérea, cultivada mediante la «aeroponía» para conseguir una mayor cantidad de semillas de este tubérculo, puede contribuir a afrontar la crisis alimentaria del mundo y mitigar los efectos del calentamiento global, señaló AIN.

El ingeniero agrónomo peruano Carlos Chuquillanqui, miembro del proyecto de aeroponía del Centro Internacional de la Papa (CIP), dijo a Efe en Lima que el método permite producir unos 35 mil tuberculillos en dos años.

Aclaró Chuquillanqui que la aeroponía, que ya se desarrolla en la ciudad andina de Cerro de Pasco, sirve para producir semillas, pero no para cultivar plantas, porque el proceso es demasiado costoso.

El científico recordó que la aeroponía también se aplica en Ecuador, Brasil, Bolivia, Malawi, Kenia, Mongolia, China y Corea del Sur y tuvo un impacto positivo cuando fue usada esta técnica tras el terremoto que asoló en la provincia china de Sichuan, en mayo de 2008.

La directora general del CIP, Pamela Anderson, reafirmó las palabras del peruano y señaló que en ese territorio chino se logró recuperar una gran cantidad de semillas de papas, lo que permitió después triplicar la producción.

El CIP además trabaja otros proyectos como «Vita» para introducir en lugares de África algunas clases de camotes (batatas) de la variedad anaranjada y con alto contenido de vitamina A, que Perú produce en grandes cantidades y que son eficaces para prevenir la ceguera en niños y madres gestantes.

La entidad también trabaja en proyectos para impulsar a las comunidades campesinas más pobres de Perú a través de la promoción y comercialización de papas nativas y sus productos derivados o procesados como las hojuelas fritas o las cremas antiarrugas.

La muestra de los proyectos e investigaciones se realizó en el marco del XV Simposio Trianual de la Sociedad Internacional de Raíces y Tubérculos Tropicales, que se celebra en Lima entre el 2 y 6 de noviembre y cuenta con la participación de científicos de 41 países.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.