Exponen amenazas al Caribe por cambio climático en cumbre Copenhague

Los países de la Comunidad del Caribe acusan daños económicos anuales de alrededor de 11 mil millones de dólares debidos al cambio climático

Autor:

Juventud Rebelde

Los cálculos hablan por sí solos, los países de la Comunidad del Caribe (CARICOM) acusan daños económicos anuales de alrededor de 11 mil millones de dólares debidos al cambio climático, informa PL.

Tal es la realidad con que asisten hoy a la Conferencia de la ONU que desde Copenhague acapara la atención mundial con la esperanza de que arroje alguna luz en el oscuro túnel de las discusiones para frenar el calentamiento global.

La cifra, que equivale al 11 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de las naciones de la región, tiende a elevarse cuando se pasa revista a las áreas insulares caribeñas.

Al menos la quinta parte de las pérdidas están asociadas a los efectos particulares de la elevación del mar y la consiguiente pérdida de territorio, además de las afectaciones al turismo, industria esencial de la zona, las viviendas y otras infraestructuras.

Ya desde fines de 2008 un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) alertó sobre la creciente vulnerabilidad del Caribe insular.

La persistencia de los fenómenos meteorológicos extremos incrementará las enfermedades transmitidas por insectos y roedores, el agua, los alimentos y respiratorias, dijo el PNUMA.

Otro riesgo concomitante, dijo el estudio, es la insalubridad por el auge de la desnutrición, la dificultosa producción de alimentos combinada con la interrupción de las vías de distribución puede resultar catastrófica desde el punto de vista humanitario.

Según la agencia de las Naciones Unidas otro peligro no menor que acecha también a los pequeños estados insulares de la subregión atañe a la subida de los mares.

Asimismo, el informe evalúa la notable tendencia al alza en las pérdidas de los desastres naturales (inundaciones, sequías, deslizamientos de tierra y huracanes).

El director de la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres de Naciones Unidas, Salvano Briceño, diagnosticó que el Caribe, con todas sus islas, constituye una de las zonas más propensas al impacto de los fenómenos naturales por el incremento del nivel del mar.

La supervivencia de los pequeños estados insulares del área, al igual que los del Pacífico, el Mediterráneo y el Índico, depende de que los países más ricos y contaminantes asuman su responsabilidad de alcanzar un acuerdo ambicioso en esta cumbre de Copenhague, enfatizó Briceño.

De lo contrario, su futuro puede verse amenazado por los efectos del cambio climático, una amenaza que podría dejar a muchos de estos territorios sumergidos por el aumento de las temperaturas, advirtió.

Frente a ello la estrategia caribeña apunta a consolidar la posición dentro de organizaciones internacionales como la Alianza de los Pequeños Estados Insulares, el Grupo de los 77 y otros resueltos a batallar por el recorte de los gases contaminantes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.