Médicos brasileños realizan primera cirugía cardíaca robotizada

El cirujano cardíaco que lidera el equipo de médicos que participaron en las cinco intervenciones robotizadas de corazón, explicó que los pacientes que puedan beneficiarse de este novedoso método no invasivo no deben padecer deformidades en la caja toráxica y deben tener un sistema de circulación sano

Autor:

Redacción Digital

Con un método mínimamente invasivo y un tiempo rápido de recuperación para el paciente, médicos brasileños realizaron la primera cirugía cardíaca robotizada en Latinoamérica, a través del sistema robótico Da Vinci, en el Hospital Albert Einstein de Sao Paulo (sur).

En esta semana, se realizaron las primeras cinco intervenciones quirúrgicas al corazón con la participación de unos diez profesionales de la medicina como anestesistas, cirujanos cardíacos, plásticos y toráxicos, encabezado por el doctor Robinson Poffo.

Luego de las cinco operaciones del corazón que, cabe destacar fueron de gran éxito, los paciente serán dados de alta este viernes para que sigan su rápida recuperación en sus respectivos hogares.

Con este tipo de intervención, el paciente puede ser dado de alta en  tres o cuatro días, mientras que por el procedimiento usual debe permanecer al menos 10 días hospitalizado.

El doctor Poffo comentó que la primera paciente que se sometió a este novedoso sistema médico fue una paciente de 35 años de edad «que tenía un agujero en el corazón. Una comunicación entre el lado derecho y el lado izquierdo del corazón. Hicimos la cirugía, la corrección de ese defecto intracardíaco utilizando el robot».

Poffo señaló que el costo de la operación es elevado, ya que el sistema Da Vinci cuesta unos cinco millones de reales (aproximadamente 2,7 millones de dólares).

Dijo que espera que con la disminución del costo operacional se recupere la inversión y sea más rentable.

Con el sistema robótico se sustituye un corte de unos 25 centímetros de largo en el medio del pecho por uno de cinco centímetros en la región lateral del tórax del paciente que está totalmente anestesiado, acompañado de una punción por la que ingresa una microcámara.

Con esta microcámara, el cirujano tiene una visualización de las estructuras del corazón de una forma más nítida y ampliada.

«Se tiene un sistema de endoscopia en 3D, en alta definición tridimensional. Se ve mucho mejor que a ojo-luz», explicó Poffo.

Asimismo, aclaró que los pacientes que puedan beneficiarse de esta tecnología no deben padecer deformidades en la caja toráxica y debe tener un sistema de circulación sano.

El robot Da Vinci ya ha sido utilizado en algunas cirugías de próstata y ginecológicas, en los tres hospitales de Sao Paulo que cuentan con este dispositivo, los únicos en todo Brasil.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.