Localidad francesa amenazada por el deshielo de un glaciar

Las autoridades francesas realizan una operación de drenaje del lago para evitar la inundación del pueblo Saint-Gervais-les-Bains

 

Autor:

Juventud Rebelde

PARIS, agosto 27.—El deshielo de un glaciar alpino ha puesto en peligro a los habitantes del pintoresco pueblo de Saint-Gervais-les-Bains, situado junto al Mont Blanc. Las autoridades francesas han decidido llevar a cabo una operación de drenaje del lago para evitar la inundación del municipio. Los trabajos de bombeo de los 65.000 metros cúbicos de agua del glaciar alpino de Tête-Rousse han comenzado este jueves, reportó Efe.

En 1892 una catástrofe similar en el mismo valle mató a 175 personas, arrastradas por el agua y el lodo.

Las labores, que se prolongarán hasta el próximo mes de octubre, comenzarán con la perforación de una primera bolsa de agua de 25.000 metros cúbicos localizada 75 metros por debajo de la superficie del glaciar, situado a 3.200 metros de altitud.

De esa manera, y gracias a un presupuesto de más de dos millones de euros, se reducirá la presión que ejerce el agua, con lo que se podrán continuar las labores con «más serenidad», indicó en un comunicado el alcalde de la localidad, Jean-Marc Peillex.

Se trata de la única bolsa de agua localizada con precisión, ya que la ubicación de los 40.000 metros cúbicos restantes no se ha podido determinar con exactitud.

Peligro de riada

Si la bolsa atrapada en el glaciar cediera, la riada podría llegar hasta la localidad en un periodo de entre 15 y 30 minutos, y afectar a unas 900 familias, agregó el alcalde, quien considera esencial «informar a la población del riesgo» y recuerda que desde el pasado julio se estableció un sistema de alerta.

Tres bombas, enviadas por helicóptero, comenzarán con un operación necesaria porque «no se juega con vidas humanas», agrega el edil de la localidad.

No sería la primera vez que un fenómeno de ese tipo irrumpe en la vida de quienes habitan cerca de un glaciar, pues en 1892 una catástrofe similar en el mismo valle provocó la muerte de 175 personas, arrastradas por el agua y el lodo.

No obstante, los geólogos del Centro Nacional de Investigaciones Científicas no han podido precisar cuándo podría romperse la estructura de hielo que mantiene el agua dentro de este particular glaciar, que no consta de una «purga de agua natural» por lo que requiere de la mano del hombre para vaciarse.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.