Rara enfermedad amenaza población de zonas del Tíbet

Desconocida prácticamente por la literatura médica, una enfermedad deformante de las articulaciones azota a cerca de 15 000 personas de esa región asiática

Autor:

Prensa Latina

BEIJING, octubre 16.— Una enfermedad deformante de las articulaciones, constituye hoy un riesgo para la salud de residentes en el este de la Región Autónoma del Tíbet, donde cerca de 15 mil personas fueron diagnosticadas con el mal.

En una de las zonas más afectadas, la prefectura de Qamdo, al menos la cifra de casos descritos padece de Kaschin-Beck, una dolencia rara que según la literatura se debe a un déficit en selenio o a la ingestión de cereales contaminados con ciertas especies del hongo Fusarium.

De acuerdo con una encuesta realizada por autoridades sanitarias locales, los pacientes desarrollan inflamación y deformación en las articulaciones que con el tiempo les impiden trabajar.

Hasta ahora se desconoce la causa, pero los médicos sospechan que es debido a los citados hongos de la comunidad microbiana del suelo en la cebada, alimento básico en la meseta del Tíbet, o al bajo consumo de yodo.

Como medida para prevenir su propagación, autoridades locales promueven la reubicación de los 170 mil habitantes de la zona, de los cuales 20 mil ya fueron trasladados fuera de la región.

El gobierno invirtió en ese programa 13 millones 550 mil dólares durante los últimos cinco años, según datos divulgados por la prensa local.

La enfermedad Kaschin-Beck tiene un componente vírico y en sus comienzos se observa inflamación, tumefacción y dolor en las articulaciones interfalángeas, a lo que sigue una osteoartritis generalizada, agrega la literatura.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.