Argentina busca reducir impacto de enfermedades respiratorias

A partir de este año, la vacuna antigripal es gratuita y obligatoria para los trabajadores de la salud; las embarazadas; las puérperas hasta los seis meses; los bebés de seis meses hasta los dos años, y los mayores de 65 años

Autor:

Juventud Rebelde

Siete millones de personas recibirán este año en Argentina vacunas antigripales, como parte del esfuerzo que realizan hoy las autoridades sanitarias para reducir el impacto de las enfermedades respiratorias durante la temporada invernal, refiere PL.

Aún cuando no existe un escenario de pandemia, «debemos recordar que la gripe enferma y mata», advirtió el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, quien presentará este martes los ejes de la Campaña Nacional de Vacunación Antigripal 2011.

Manzur puntualizó en declaraciones formuladas la semana pasada en la provincia de La Rioja, en el noroccidente argentino, que cada año más de tres mil personas mueren a causa de la gripe.

En ese marco -dijo- la decisión del gobierno nacional de incorporar la vacuna antigripal al calendario y hacerla accesible y gratuita a toda la población marca una impronta muy importante en materia de salud pública.

Los siete millones de dosis de vacunas serán distribuidos a través de más de siete mil Centros de Atención Primaria de la Salud, los Centros de Integración Comunitaria (CIC) y los hospitales.

Además, anticipó, se aplicarán en estaciones de trenes, terminales de ómnibus y otros lugares de afluencia masiva de personas, con el objetivo de llegar a cada rincón del país y bloquear la circulación viral.

El propósito, indicó el titular de la cartera sanitaria, es tener un invierno con porcentajes mucho más bajos de gripe.

A partir de este año, la vacuna antigripal es gratuita y obligatoria para los trabajadores de la salud; las embarazadas; las puérperas hasta los seis meses; los bebés de seis meses hasta los dos años, y los mayores de 65 años.

También, para personas que padezcan enfermedades tales como afecciones respiratorias o cardíacas; inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (como infección por VIH); pacientes oncohematológicos y trasplantados; obesos; y diabéticos, entre otros.

Las vacunas antigripales que se colocarán esta temporada son trivalentes y contienen virus de la cepa A (H1N1), A (H3N2) y B, y su adquisición demandó una inversión del gobierno nacional de 160 millones de pesos (unos 40 millones de dólares estadounidenses).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.