Cumple 50 años viaje de Yuri Gagarin al espacio

El viaje de Gagarin a la órbita terrestre a bordo de la nave Vostok 1, hace 50 años, marcó el comienzo de la era espacial

Autor:

Juventud Rebelde

Este martes se cumple el 50 aniversario del primer viaje de un ser humano al espacio. El responsable de tal hazaña fue el cosmonauta soviético Yuri Gagarin, quien el 12 de abril de 1961, a bordo de la nave Vostok 1, orbitó durante 108 minutos alrededor de la Tierra.

La proeza convirtió a Gagarin en el hombre más famoso del planeta y en el mejor embajador de la extinta Unión Soviética en el mundo. Sergei Khrushchev, el hijo de Nikita Khurshchev —quien era el líder soviético en la época de la hazaña de Gagarin—, comentó a BBC Mundo a propósito de este aniversario: «Estábamos muy orgullosos. Todo el mundo estaba en las calles, en los tejados de los edificios y en las ventanas; yo compararía ese festejo con el Día de la Victoria, el 9 de mayo (el fin de la Segunda Guerra Mundial para la Union Soviética)».

Yuri Gagarin fue uno de los 19 candidatos a cosmonautas seleccionados por el programa espacial soviético en 1960. La lista fue reducida finalmente a dos: Gagarin y su compañero, el piloto de pruebas Gherman Titov.

En la mañana del 12 de abril de 1961, Gagarin, de apenas 27 años, esperaba ser enviado al espacio en un cohete de 30 metros de altura desde la zona de pruebas de Tyuratam, en Kazajstán (actualmente el cosmódromo de Baikonur).

Cuando la nave despegó a las 09:07 (hora local), Gagarin dijo «Poyejali» o «Ahí vamos». Con su 1,57 m de altura, este cosmonauta estaba mejor preparado que otros colegas para acomodarse al espacio reducido del interior de la cápsula.

Durante la misión, Gagarin ingirió alimentos procesados en tubos y mantuvo informado al centro de control sobre su estado utilizando una radio de alta frecuencia y un teclado telegráfico.

Según la transcripción de la comunicación con la Tierra, el cosmonauta expresó su asombro por lo que veía desde las ventanas de la cápsula y comentó sobre la «bella aura» y las sorprendentes sombras creadas por las nubes en la superficie de nuestro planeta.

Sin embargo, Gagarin no tuvo control sobre su nave durante el histórico vuelo.

«Nadie conocía el efecto que la falta de gravedad tendría en los astronautas cuando estuvieran allá arriba. Había mucha preocupación por la posibilidad de que se desorientara o quedara incapacitado», recuerda Reginald Turnill, experto en temas espaciales de la BBC entre 1958 y 1975.

«Por eso, desde el principio se decidió que Gagarin no tendría control sobre la máquina y que todo se haría desde la Tierra»

Tras su regreso, el previamente desconocido piloto de pruebas se transformó en una celebridad mundial. Se levantaron monumentos en su honor y le pusieron su nombre a calles y niños soviéticos. Incluso Gzhatsk, la ciudad dónde pasó gran parte de su infancia, fue rebautizada como Gagarin.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.