Cuidado con su presión, puede estar en riesgo

Sin tomar medicación alguna, con solo cambiar el estilo de vida, puede que no lleguen nunca a desarrollar la enfermedad

Autor:

Juventud Rebelde

Cuando la tensión arterial se encuentra de 120 a 139 (la cifra más alta), y de 80 a 90 (la baja), la persona se considera pre-hipertensa, destacó un experto cubano.

Esto constituye un aviso de que la presión puede alcanzar un nivel más peligroso, por lo que esos sujetos deben estar informados acerca de su condición, no de enfermos, pero sí de personas en riesgo, aseguró a Prensa Latina Delfín Pérez, presidente de la comisión nacional del Programa de Hipertensión Arterial, del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Sin embargo, sin tomar medicación alguna, con solo cambiar el estilo de vida, puede que no lleguen nunca a desarrollar la enfermedad, aseveró el especialista.

Es importante que hagan más ejercicios, ingieran menos sal y bebidas alcohólicas y dejen de fumar, en particular, en quienes concomitan afecciones como la diabetes, o tienen otros factores de riesgo cardiovascular, recomendó el experto.

Pérez participó en una conferencia de prensa con motivo de celebrarse este 7 de abril el Día Mundial de la Salud, y cuyo tema prioritario es la hipertensión arterial.

Uno de cada tres adultos en el planeta padece hipertensión, y después de los 50 años esta proporción está por encima del 40 por ciento, señaló por su parte, Orlando Landrove, jefe del departamento nacional de enfermedades no trasmisibles del Minsap.

En Cuba, la afección tiene una alta prevalencia, pues alcanza al 33 por ciento de la población adulta, y es la primera causa de atención en los servicios de urgencia en todos los territorios, y un factor de riesgo importante para el infarto del miocardio,-insuficiencia cardíaca, enfermedad cerebrovascular, insuficiencia renal, retinopatía, que causa ceguera-, entre otras.

Además, la hipertensión constituye la mayor causa de discapacidad del país y la mayoría de los gastos de la Salud son provocados precisamente por ese padecimiento.

Destacó la necesidad de que la población adquiera mayor cultura de la prevención de salud y resaltó que hay algo muy positivo: más del 80 por ciento de los medicamentos hipotensores de primera línea se producen en la nación cubana.

También insistió en la incidencia de la enfermedad en niños, y en las embarazadas, dos grupos poblacionales en los que hay que trabajar más desde la atención primaria.

El doctor José Luis Di Fabio, representante en Cuba de OPS/OMS, recordó a su vez, que cada 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, en correspondencia con el aniversario de la creación del organismo sanitario internacional, en 1948.

Indicó que este año está dedicado a una dolencia que constituye un problema global, pero es evitable y tratable.

Insistió en la importancia de reducir el consumo de sal, evitar la obesidad y promover la toma de conciencia sobre las causas y consecuencias de la hipertensión, y que es indispensable modificar los comportamientos de riesgo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.