Primer paciente de Latinoamérica con un corazón artificial permanente - Ciencia y Técnica

Primer paciente de Latinoamérica con un corazón artificial permanente

El mexicano José Salvador Pérez Yáñez vive desde hace seis meses con un dispositivo de asistencia ventricular que bombea la sangre que demanda el cuerpo

Autor:

Juventud Rebelde

El mexicano José Salvador Pérez Yáñez, de 68 años, se convirtió en el primer paciente de América Latina con un corazón artificial permanente, informó este martes Russia Today.

Hace más de una década, José Salvador fue diagnosticado con una cardiopatía isquémica (disminución de irrigación sanguínea al corazón) y posteriormente sufrió un infarto cardíaco. Los médicos se vieron  obligados  a colocarle un baipás y al cabo de tres años fue sometido a un nuevo método mediante la aplicación de células madre al corazón.

Desde hace tan solo seis meses, vive con su nuevo corazón artificial que le permite al miocardio bombear correctamente la sangre, aunque necesita recargar permanentemente la batería que lleva encima y que solo dura seis horas.

Su caso fue presentado por el director general del Hospital de Cardiología, Moisés Calderón Abbo, quien explicó que este corazón biónico «quedó de por vida instalado en el cuerpo del paciente».

Calderón dijo que el dispositivo de asistencia ventricular «es el sistema más moderno; no late, es una especie de turbina de avión de propulsión eléctrica que bombea la sangre que el cuerpo demanda».

Asimismo, señaló que se trata de un sistema pequeño que le permite quedarse dentro del cuerpo y ser tan eficiente como el corazón de un atleta.

Las enfermedades del corazón suponen en México la primera causa de muerte en adultos. Aunque en este país se realizan implantes de dispositivos de soporte cardíaco desde 1993, este es el primer caso de un corazón artificial en Latinoamérica que puede funcionar de forma vitalicia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.