Extremar higiene durante el verano para evitar proliferación de bacterias en la boca

El verano es una época de infecciones y la boca es uno de los lugares más sensibles para enfermedades como aftas, que se traduce en una úlcera o llaga abierta en la boca y produce dolor. La deshidratación también facilita procesos como gingivitis o periodontitis

Autor:

Juventud Rebelde

El doctor Marco Calle, Coordinador Nacional de la Estrategia Sanitaria Nacional de Salud Bucal del Ministerio de Salud (Minsa), advirtió que el verano es una época de infecciones y la boca no está libre de riesgos, reporta Telesur.

Las altas temperaturas hace que aumenten las bacterias, y la boca es uno de los lugares más sensibles para enfermedades como aftas, que se traduce en una úlcera o llaga abierta en la boca y produce dolor. Además, el mismo cambio de hábitos alimenticio estimulan las caries dentales.

Se suma a todo la deshidratación con más frecuencia en esta época del año; la persona pierde la capacidad de salivación y con ella, su labor desinfectante, dando lugar a procesos de gingivitis o periodontitis, e inclusive una infección por hongos, acotó el médico.

Una alimentación sana ayuda

La boca es el órgano donde se inicia el proceso de la digestión; por lo tanto, el buen cuidado y la ingesta de alimentos beneficiosos durante la temporada de calor son fundamentales en la prevención de enfermedades.

Una dieta saludable debe incluir frutas (jugos, ensalada, enteras), verduras y agua en forma abundante para ayudar a prevenir patologías orales. Se recomienda disminuir la ingesta de alimentos y bebidas azucaradas porque aumentan los niveles de ácido que afecta a los dientes, enfatizó el especialista.

Marco Calle dijo que se debe tener especial cuidado con los niños, porque son más sensibles a padecer enfermedades bucodentales. En verano lo pequeños están menos vigilados y muchas veces tienen total libertad para consumir dulces y refrescos en exceso y a cualquier hora del día. Este hábito, unido a una falta de higiene favorece la aparición de caries y otras infecciones bucales.

También son más susceptibles en verano a sufrir pérdidas dentales por traumatismo ocasionado por los juegos que practican sin la supervisión de un adulto; es necesario vigilarlos para evitar estos problemas, señala el experto.

La mejor recomendación que se puede dar para esta temporada de verano en el sur del continente americano y para todo el año es tener una adecuada higiene dental: cepillar los dientes tres veces al día y sobre todo antes de dormir porque durante la noche los ácidos que destruyen los dientes se forman con mayor facilidad.

Recuerde que debe visitar al profesional cirujano dentista cada seis meses para un examen a toda la familia a fin de detectar a tiempo cualquier problema y atenderlo de inmediato y evitar así complicaciones, dolor y otras molestias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.