Se obtienen mejores resultados en achicamiento de la próstata sin cirugía

«Los resultados de la embolización de arteria son similares a los de la cirugía pero con menos complicaciones», señaló el médico portugués Joao Martins Pisco, quien desarrolló el estudio

Autor:

Juventud Rebelde

El tratamiento estándar para la llamada hiperplasia benigna de próstata es la cirugía la cual requiere anestesia general y puede causar complicaciones. La embolia de arteria, en cambio, puede realizarse bajo anestesia local e involucra la obstrucción temporal del flujo de sangre a las arterias que alimentan la próstata, informa Telesur.

Un tratamiento no quirúrgico que achica la próstata proporciona alivio de largo plazo para una condición que afecta a muchos hombres con síntomas molestos, dijo este lunes el médico portugués Joao Martins Pisco.

Pisco, director de radiología en el Hospital San Luis de Lisboa (capital), presentó su estudio basado en los casos de 500 hombres ante la Reunión Científica Anual de la Sociedad de Intervención Radiológica en San Diego, California (EE.UU.).

A medida que el hombre envejece la glándula próstata crece lentamente y puede presionar la uretra haciendo más lento y reducido el flujo de orina. Este agrandamiento de la próstata hace más frecuente la necesidad de orinar, particularmente durante la noche.

Según Martins Pisco el 72 por ciento de los hombres tratados experimentaron un alivio de los síntomas dentro de los tres años después del procedimiento llamado embolización de arteria de próstata, que requiere una invasión mínima y se realiza guiado por imágenes.

«Los resultados de la embolización son similares a los de la cirugía pero con menos complicaciones», señaló el médico. «Los pacientes son dados de alta de tres a seis horas después del procedimiento y la mayoría de los individuos a quienes tratamos notan una mejoría casi inmediata».

Los síntomas del agrandamiento de la próstata pueden tener impactos negativos significativos en la calidad de la vida en una condición que afecta a más de la mitad de los hombres mayores de 60 años de edad.

El tratamiento estándar para la llamada hiperplasia benigna de próstata es la cirugía la cual requiere anestesia general y puede causar complicaciones como la incontinencia, la disfunción sexual, la impotencia y la eyaculación retrógrada, por la cual el semen entra en la vejiga.

La embolia de arteria, en cambio, puede realizarse bajo anestesia local e involucra la obstrucción temporal del flujo de sangre a las arterias que alimentan la próstata, explicó Pisco Martins.

«Nuestro estudio confirmó que la embolia de arteria de próstata no causó disfunción sexual y preserva la fertilidad», añadió el especialista, quien sostuvo que este es el estudio más extenso de su tipo.

«De hecho 148 pacientes, el 31,6 % del total tratado, informaron de una mejoría de la función sexual», continuó Pisco Martins añadiendo que «encontramos que cuanto más grande era la próstata y más graves los síntomas, mejores eran los resultados de la embolia».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.