Nueva forma de inmunoterapia contra el cáncer

La nueva alternativa parte de que los científicos identifiquen los péptidos (cadenas cortas de aminoácidos que son los eslabones que forman las proteínas) con capacidad de unirse a las células escudo y eliminar las células supresoras de origen mieloide causantes del cáncer

Autor:

Juventud Rebelde

Las alternativas en inmunoterapias contra el cáncer que consisten en enseñar el sistema interno de defensa a combatir las células tumorales, ha revolucionado con un método, destaca Telesur.

Un artículo científico señala que aunque no es fácil, puesto que el proceso no se centra directamente en combatir las células tumorales, sino en otras que están alrededor y las protegen, puede hacer que poco a poco las cancerígenas desaparezcan.

Los científicos del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, trabajaron en identificar unos péptidos (cadenas cortas de aminoácidos que son los eslabones que forman las proteínas) con capacidad de unirse a estas células escudo, que pueden eliminar las células supresoras de origen mieloide (MDSC por su sigla en inglés).

El ensayo consistió en unir estos péptidos con unos anticuerpos, lo que cual resultaron los peptibodies (pepticuerpos). El proceso es similar al de la llave de una cerradura, es decir se puede dirigir el ataque a las células que se quieren eliminar, las MDSC y de este modo las tumorales quedan libres y convenientes para desaparerlas.

Larry Kwak, uno de los autores del estudio dijo que «hace una década que sabíamos que estas células bloqueaban (LAS MDCS) la respuesta inmune, pero no habíamos sido capaces de desactivarlas porque no teníamos identificada la diana».

Durante el estudio descubrió que parte de las MDSC eran las mejores para actuar, por lo que Kwak probó a ciegas toda una serie de péptidos de las librerías que existen, hasta encontrar los que se unían a la superficie de estos escudos de las células tumorales en organismos de ratones.

«Es la primera demostración de que podemos crear anticuerpos para esas células. Es una diana radicalmente novedosa para la inmunoterapia», ha dicho Kwak.

Además en el proceso hallaron otras dos que llamaron G3 y H6 que no solo se unen a las MDSC que se querían eliminar, sino que se alejan de otro tipo de células. De este modo se dirigir la terapia al punto cancerígenos y evitar a futuro-en los humanos- efectos secundarios.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.