Camino inca hacia Machu Picchu estuvo escondido 500 años

Se trata del tramo número 41 de la gran red del camino inca que conduce a la ciudadela que permaneció escondido en la espesura de la selva cusqueña durante cinco siglos

Autor:

Juventud Rebelde

Después de más de 500 años de haber permanecido oculto en la espesura de la selva, un nuevo camino inca fue descubierto por expertos del Programa de Investigaciones Arqueológicas del Parque Arqueológico de Machu Picchu (sureste de Perú). Se trata del tramo número 41 de la gran red del camino inca que conduce a la ciudadela, publica Telesur.

La nueva vía inca permite el ingreso a la maravilla de piedra desde la parte posterior de la montaña Machu Picchu, en la zona conocida como Wayraqtambo o Tambo de los Vientos. Este último sector está ubicado entre los sitios arqueológicos de Wiñay Huayna e Intipata. Desde ese lugar, edificado como una gran plataforma, se tiene una vista panorámica diferente de la maravilla mundial.

El camino ancestral revelado se extiende a lo largo de aproximadamente un kilómetro y medio, y cuenta con un ancho de entre 1.20 y 1.40 metros, que varía según la geografía de la selva cusqueña. Por el momento no puede ser apreciado en su totalidad debido a que la espesa vegetación cubre aún gran parte de su trazo.

Los investigadores del parque han conseguido liberar algunos tramos de la ruta de maleza y árboles. El retiro de los obstáculos permitió confirmar la existencia de muros de contención de factura inca, de hasta tres metros de altura.

En el camino –que recién está siendo investigado– hay una muestra contundente de la maestría del ancestral imperio: Un túnel de casi cinco metros de largo, ubicado a más de 2 700 metros de altura. Para evitar las filtraciones y así sortear el colapso de los bloques superiores, los incas sellaron las grietas del techo con piedras labradas. Era una técnica habitual en el incanato.

El camino será restaurado y puesto en valor en un corto plazo por su importancia patrimonial. El jefe del parque destacó que permite llegar a un sitio desde donde se tiene una vista impresionante de la ciudadela inca.

En la última década se realizaron numerosos hallazgos dentro del santuario. Uno de los más importantes es la estructura Inkaraccay, encontrada en octubre del 2010. Se trata de una especie de fortaleza colgante, debido a que sus muros y terrazas bordean los farallones que se alzan desde la base del valle. De igual forma se hallaron entierros incas en la ciudadela.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.