Los perros nos quieren de verdad

El afecto entre perros y humanos provoca la segregación de la oxitocina, conocida como «la hormona del amor», revela un estudio en Japón

Autor:

Juventud Rebelde

Los perros nos quieren «de verdad», afirma una investigación científica de la Universidad Azabu de Sagamihara, en Japón, que compara el amor de estas mascotas con el que sienten los bebés por su madre.

Este amor incondicional es la razón por la cual estos animales son tan apreciados por el hombre, indica el texto publicado en la revista Science.

El estudio apunta que el afecto entre los perros y los humanos provoca la segregación de la oxitocina, conocida como «la hormona del amor».

Sus niveles aumentan drásticamente en los cuerpos de dos personas que sienten mutuo afecto, como por ejemplo cuando una madre mira a su bebé. La hormona es asimismo uno de los componentes principales de las relaciones románticas. Se libera cuando nos abrazamos, nos besamos y hacemos el amor.

Para realizar su experimento los investigadores invitaron a 30 amigos con sus respectivos animales domésticos. El equipo colocó a cada una de las parejas perro-dueño en habitaciones separadas. Luego las interacciones entre ambos fueron grabadas en cámara video durante unos 30 minutos.

Una vez transcurrido ese tiempo los científicos midieron los niveles de oxitocina en la orina de los perros y de los humanos. El estudio ayudó a descubrir que cuanto más mira el perro a los ojos de su dueño, más sensación de placer siente. Lo mismo suele pasar con los niños, que experimentan una verdadera adoración por sus madres.

Los hallazgos corroboran la existencia de un vínculo entre especies mediante la oxitocina y facilitado por el cruce de miradas, señalaron los estudiosos.

Esto podría explicar por qué se considera que los perros son útiles para tratar el autismo y ayudan a las personas que sufren estrés postraumático.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.