Tres fenómenos astronómicos ocurrieron el día de la Mujer (+ Fotos)

Un eclipse solar, la superluna y el acercamiento de Júpiter a la Tierra parecieron celebrar la fecha

Autor:

Juventud Rebelde

Este 8 de marzo una combinación de tres fenómenos celestes pareció agasajar el Día Internacional de la Mujer: un eclipse solar total, la cercanía del planeta Júpiter a la Tierra, y una superluna, los dos últimos visibles para todos los habitantes de este planeta.

El eclipse, esperado con entusiasmo, no fue observable en todas las zonas terrestres, pero en naciones asiáticas se disfrutó como un eclipse total. Fue anunciado y transmitido en vivo por la NASA Televisión, y como hecho curioso, varios sitios digitales afirman que empezó para las áreas del Este del planeta en el día miércoles y terminó un día antes, o sea, el martes. Esto se debe, por supuesto, al hecho de que la sombra lunar comenzara a proyectarse en esas zonas el martes, mientras, cruzada la línea horaria, otros sitios del Oeste aún vivían la fecha del martes.

Además de las transmisiones en vivo, el hecho provocó una interesante cadena de conversaciones con científicos vía Internet y divertidas tendencias de opinión y percepciones que en las redes sociales se habilitaron por varias entidades de ciencia, sobre todo la NASA.

Para quienes no pudimos presenciarlo, en Occidente, se anuncia de igual modo un eclipse total en agosto de 2017.

Coincidiendo con este fenómeno, se admiró también la luna nueva en perigeo, o también llamada Superluna, un hecho que ocurre cuando nuestro satélite está en su punto más cercano a la Tierra y parece mucho más brillante y grande de lo usual. Este fenómeno solo se produce en su máximo esplendor relativamente cada 15 o 18 años, según comenta el diario La Voz de Galicia, y acarrea una variación importante de las mareas terrestres.

Para mayor placer de féminas que gustan de la astronomía, y de todos, la Tierra se alineó entre Júpiter y el Sol, como suele hacerlo cada 13 meses, en la noche de ese mismo día, y con ello, nos permitió admirar desde cualquier parte  al más grande planeta de nuestro sistema solar, sin ningún tipo de aditamentos. La distancia entre este gigante y nuestro mundo fue de 660 millones de kilómetros.

Sin duda, pareciera que hasta los cuerpos del cielo saludaban a la mujer en su día.

Mientras la Luna pasa entre el Sol y la Tierra, bloquea la cara brillante del astro y revela su atmósfera llamada la corona.

La Luna tapó completamente al Sol y en su lugar quedó un anillo de luz.

El fenómeno fue visible en algunas regiones de Asia y Oceanía.

Durante un fenómeno de este tipo no debe mirarse directamente el Sol.

Pasajeros de un crucero en Indonesia observan el eclipse.

Distintos momentos del paso de la Luna entre el Sol y la Tierra.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.