Aprendizaje de verano por el cuidado del mar

A través de talleres y círculos de interés para niños y jóvenes, el Acuario Nacional promueve valores, habilidades y hábitos para identificar, prevenir y dar solución a los problemas del mar y de nuestras áreas costera

Autor:

Mayte María Jiménez

Desarrollar un modelo de educación ambiental que contribuya a transformar actitudes con respecto a la naturaleza, mediante la participación autogestora de niños, niñas, jóvenes y adultos mayores en la solución de los problemas ambientales, es nuestra prioridad, aseguró a JR María de los Ángeles Serrano, directora del Acuario Nacional de Cuba, una institución pionera en ese propósito y muy visitada por la familia en el verano.

Uno de nuestros objetivos  es contribuir de manera didáctico-recreativa a la formación de valores, hábitos y habilidades de niños, jóvenes y demás población visitante, para identificar, prevenir y dar solución a los problemas del mar y de nuestras áreas costeras, explicó.

El acuario se encarga de promover a través de plegables, afiches, libros, talleres y concursos una sólida cultura en las presentes y futuras generaciones, a través de la atención y preocupación por la naturaleza y el mar.

Serrano comentó que, además, en las exhibiciones del centro el público puede observar parte de los ecosistemas marinos, la frontera más inaccesible al hombre, y aumentar su conocimiento con la descripción de las especies

Destacó cómo el hecho de ser un archipiélago condiciona una mayor necesidad de que los niños y jóvenes sean capaces de amar el medio ambiente marino.

Por un interés común

Uno de los programas rectorados desde el acuario y que se encuentra en continuo proceso y perfeccionamiento es Conozcamos el mar; una herramienta del sistema nacional de enseñanza general que acoge a niños y jóvenes de entre seis y 15 años. El círculo de interés cuenta con 24 temas y culmina con la presentación de trabajos en las jornadas científicas infantiles.

Se han aplicado en siete territorios del país los diagnósticos socioculturales y económicos de comunidades costeras y de programas educativos vinculados a su problemática ambiental, utilizando como herramienta fundamental el manual que existe al respecto.

También se ha desarrollado un programa de atención a niños con necesidades educativas especiales, con resultados efectivos en la disminución del miedo, la indiferencia y la agresividad, así como en el mejoramiento de conductas y niveles de socialización, apuntó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.