«Arqueología» del huracán

La primera referencia histórica a la palabra huracán la recogió el padre Bartolomé de Las Casas en su libro Historia General de las Indias (1516-68)

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
7 de Septiembre del 2017 22:19:56 CDT

Huracán: Se deriva del vocablo jurakán, como tal vez lo pronunciaban los aruacos, aborígenes que poblaron las islas del mar Caribe. Huracán era una entidad asociada a las tormentas y, sobre todo, al viento de gran intensidad que causaba daño.

La primera referencia histórica a la palabra huracán la recogió el padre Bartolomé de Las Casas en su libro Historia General de las Indias (1516-68): «… sobrevino una tormenta y tempestad de las que hay por estos mares y tierras, que los indios llaman huracán…».

Ciclón: Esta palabra fue introducida en 1848 por el marino y meteorólogo inglés Henry Piddington, quien a su vez la extrajo del griego. Su significado equivale a la expresión «arrollado como una serpiente».

El primer huracán documentado en La Habana aparece reseñado en el Acta Capitular del Ayuntamiento de La Habana, de 31 de diciembre de 1557.

Clasificación de los ciclones tropicales

Tanto las tormentas tropicales como los huracanes son ciclones tropicales. Se clasifican por la velocidad de los vientos medida en su región central, que responde al descenso de la presión atmosférica.

Etapas de desarrollo de un huracán:

—Primera etapa: Depresión tropical. El elemento fundamental es la lluvia. El viento no sobrepasa los 62 kilómetros por hora.

—Segunda etapa: Tormenta tropical. Los vientos alcanzan velocidades entre 63 y 117 kilómetros por hora, y la presión atmosférica está por encima de 980 hectopascal.

—Tercera etapa: Huracán. La velocidad del viento sobrepasa los 118 kilómetros por hora.

Para evaluar la intensidad de los huracanes se utiliza una escala nombrada Saffir-Simpson, en recuerdo a sus coautores: el arquitecto Herbert Saffir y el meteorólogo Robert Simpson.

Sistemas meteorológicos que han alcanzado gran intensidad sobre Cuba, o que han causado grandes daños humanos y materiales, durante el mes de septiembre, desde 1750:

—Ciclón de 1888 o Huracán de Faquineto, 3 al 6 de septiembre de 1888, categoría 3.

—Huracán de 1917 o Huracán de Nueva Gerona, 25 al 26 de septiembre de 1917, categoría 4.

—Huracán de Sagua y Cárdenas, 31 de agosto al 1ro. de septiembre de 1933, categoría 3.

—Huracán de Cienfuegos, 28 de septiembre de 1935, categoría 3.

—Iván, 14 de septiembre de 2004, categoría 4.

—Ike, 7 al 9 de septiembre de 2008, categoría 4.

Un dato curioso: El 11 de septiembre de 1875, desde el Observatorio del Colegio de Belén —hoy Museo Observatorio— el padre Benito Viñes Martorell, de la compañía de Jesús y director de la institución, emitió el primer aviso de ciclón tropical documentado en la historia de la meteorología de nuestro país.

Fuente: Museo observatorio Colegio de Belén, Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio

Foto: Juventud Rebelde

del autor

en esta sección