El mar que nos une

Expedición cubano-estadounidense estudia uno de los ecosistemas arrecifales cubanos mejor conservados de la región del Caribe

Autor:

Aileen Infante Vigil-Escalera

 

Estudiar la biodiversidad del sistema arrecifal del Parque Nacional Jardines de la Reina, área protegida administrada por la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna (ENPFF) que alberga uno de los ecosistemas de arrecifes de coral mejor conservados del Caribe, es el objetivo de la expedición científica marina conjunta entre Cuba y Estados Unidos iniciada el pasado 1ro de noviembre con el arribo al puerto de La Habana del buque de investigaciones científicas Alucia.

Bajo la coordinación del Centro Nacional de Áreas Protegidas, científicos cubanos del ENPFF, del Centro de Investigaciones Marinas de La Universidad de La Habana, del Instituto de Ciencias del Mar y la de la División de Estudios Marinos del Grupo Empresarial Geocuba, de conjunto con colegas norteamericanos del Instituto Oceanográfico Woods Hole toman por estos días muestras para el análisis genético de especies de coral y otros organismos marinos presentes en ese ecosistema ubicado al sur de las provincias Ciego de Ávila y Camagüey.

Según informó el Ministerio de Ciencia Tecnología Y Medio Ambiente, los estudios, que se extenderán hasta el día 23, contribuirán a un mejor conocimiento del funcionamiento de los sistemas arrecifales de Cuba, representan una nueva contribución a la colaboración científica entre ambos países, y favorecerán la protección de recursos naturales y ecosistemas de interés común.

Perteneciente a Alucia Productions, una entidad que se asocia con medios audiovisuales, instituciones de investigación y organizaciones de defensa de la naturaleza, para organizar expediciones al océano; el buque empleado por los especialistas cubanos y estadounidenses tiene 58 metros de eslora, 10 de manga y una autonomía para desempeñar sus tareas durante más de 20 días.

Además, de acuerdo con BBC Mundo, está equipado con lo último en técnicas de buceo, producción e investigación, sobresaliendo entre sus joyas las unidades submarinas que permiten que dos o tres personas se sumerjan a hasta mil metros de profundidad y estén separados de los tesoros del mar por una cápsula de vidrio de tan solo 20 centímetros de grosor. Estas unidades constan de robots para tomar muestras del lecho marino y cámaras vanguardistas que captan la realidad con una fidelidad casi del ojo humano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.