San Valentín tiene rostro según científicos

Científicos reconstruyeron el rostro de San Valentín a partir de los restos mortales atribuidos al mártir cristiano, los cuales reposan en una tumba en la Iglesia de San Jorge, en Monselice, Padua

Autor:

Juventud Rebelde

ROMA, Italia, febrero 14.— Un equipo de científicos reconstruyó el rostro de San Valentín, patrono de los enamorados, mediante el método de computación gráfica, informaron hoy reportes de prensa.

Según una publicación de la BBC, la proeza se logró a partir de los restos mortales atribuidos al mártir cristiano, los cuales reposan en una tumba en la Iglesia de San Jorge, en Monselice, Padua, informó PL.

La reconstrucción facial contradijo muchas de las imágenes asociadas al santo, que retratan a un señor de aspecto delicado y edad avanzada.
 
De acuerdo con la imagen el obispo que probablemente vivió en el siglo III era un hombre de facciones rústicas y relativamente joven.

El trabajo para develar la apariencia de San Valentín comenzó en 2017 y abarcó a un equipo multidisciplinar formado por académicos de la universidad de Padua, los museos de Anatomía Patológica y Antropología y el grupo de estudios arqueológicos Arc-Team.

Con la autorización y supervisión de la Iglesia católica se fotografió detalladamente el cráneo atribuido al santo y con las imágenes digitalizadas un diseñador recuperó el verdadero rostro del patrono del 14 de febrero.

La tarea estuvo a cargo del brasileño Cícero Moraes, especialista en reconstrucción facial en 3D, quien ya ayudó a develar la verdadera imagen de 11 figuras religiosas del catolicismo, nueve santos y dos beatos.

Entre las personalidades que recuperaron sus rostros gracias a este latinoamericano destacan San Antonio de Padua, o Madre Paulina, una italo-brasileña considerada la primera santa de Brasil en 2015.

El origen del culto a San Valentín como patrón de los enamorados, en realidad tiene que ver con leyendas romanas anteriores a la cristianización.

La fecha es una apropiación de las antiguas Fiestas Lupercales, celebradas antiguamente el 15 de febrero.

Esas actividades eran un homenaje al dios Fauno, protector de los rebaños, y se relacionaba con la purificación de los campos y la fecundidad.

Para el año 494 el papa Gelasio I prohibió que los católicos participasen en ellas y como contrapartida, la Iglesia se anticipó un día y acabó atribuyéndole a San Valentín la capacidad de proteger a los enamorados antes del matrimonio y la paternidad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.