Cursor de 2018

Enterémonos de la relación entre el sueño profundo y la demencia; el hallazgo de la cerveza más antigua del mundo y los pormenores del ascensor espacial

 

Autor:

Aileen Infante Vigil-Escalera

 

 

Un estudio de la universidad norteamericana de Boston que incluyó a 321 pacientes de más de 60 años de edad, demostró que las personas con menos tiempo en la etapa de sueño profundo (de movimientos oculares rápidos, o REM) son más propensas a la demencia. Publicado en la Revista de la Academia Americana de Neurología, además de analizar el comportamiento nocturno de estas personas entre 1995 y 1998, el trabajo investigativo examinó durante 12 años el peligro que corrían de desarrollar la afección.

Los científicos encontraron que cada porcentaje de reducción en el sueño REM se asoció con un aumento de un nueve por ciento en el riesgo de todas las causas de debilitamiento de las facultades mentales, aunque, al decir de Matthew Pase, autor principal de la investigación, es muy pronto aún para determinar si esta reducción del sueño REM causa demencia.

La cerveza más antigua tiene 13 000 años y se encontró en una cueva prehistórica cerca de la localidad portuaria de Haifa, en Israel. El hallazgo, un tipo de alcohol elaborado con trigo y cebada, lo realizó un equipo internacional de científicos que buscaba claves sobre el tipo de plantas de las que se alimentaban los natufienses, grupo que vivió entre el período paleolítico y el neolítico.

Li Liu, profesor de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, y líder de la investigación, explicó que ese es el registro más antiguo de alcohol elaborado por el hombre en el mundo, ya que los estudios realizados hasta el momento apuntaban a que la elaboración de la popular bebida comenzó hace 5 000 años. Este último descubrimiento sugiere que no fue necesariamente un producto derivado de la elaboración de pan.

Viajar al espacio en un ascensor inspirado en la Torre Eiffel es el sueño con el que un grupo de investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Shizuoka, en Japón, busca hacer historia. Se trata de un contenedor con forma de óvalo para transportar a personas —hasta 30— y carga, que se moverá a 200 kilómetros por hora en un trayecto que durará ocho días.

Los científicos japoneses dicen que su sistema, cuyo contratista principal es la constructora Obayashi Corp y tiene un costo estimado de 9 000 millones de dólares es, en teoría, altamente plausible. «Los viajes espaciales pueden convertirse en algo popular en el futuro», declaró Yoji Ishikawa, al frente del equipo de investigación

Frase: El aspecto más triste de la vida en este momento es que la ciencia reúne el conocimiento más rápidamente que lo que la sociedad reúne la sabiduría. Isaac Asimov

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.