Siete razones y siete trucos para dejar de fumar exitosamente

Cuando Cuba celebrará un evento sobre vida saludable, Juventud Rebelde te propone métodos prácticos para alejarte de ese hábito tramposo del cigarro

Autor:

Juventud Rebelde

Olerás mejor: Aunque no lo notes, tu aliento, tu ropa, y hasta tus cabellos pueden absorber la nicotina que consumes, y la gente alrededor... lo nota! Uno de los grandes beneficios de dejar de fumar es precisamente que olerás mucho mejor.

El color amarillo se va: si te fijas en tus uñas, notarás que los fumadores suelen tener uñas amarillentas. Ya es hora de que puedas deshacerte de ese tono enfermo en uñas, y hasta en dientes. He ahí otra buena razón para empezar a empeñarte en olvidar el cigarro.

La salud de los que te rodean: Los fumadores pasivos se ven seriamente perjudicados, es una realidad que puedes llegar a dañar a tus seres queridos y amigos si pasan horas en tu compañía y sin darse cuenta siquiera fuman casi a tu ritmo. Piensa en los tuyos, para que asumas mejor esta decisión. 

A la izquierda, obviamente, los pulmones de un fumador. A la derecha, los de alguien que nunca ha fumado. Foto: Archivo digital de JR

Beneficios inmediatos para la salud: a los 20 minutos de dejarlo la presión arterial y el ritmo del pulso bajan a la normalidad y la temperatura corporal de las manos y pies se incrementan hasta un nivel normal. A las 8 horas de dejarlo los niveles de monóxido de carbono en la sangre bajan y el nivel de oxígeno en la sangre se incrementa a niveles normales.

Beneficios para la salud tras días sin fumar: a las 24 horas de dejarlo el riesgo de un ataque cardíaco súbito disminuye. A las 48 horas, las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse y los sentidos del olfato y el gusto se comienzan a normalizar.

Beneficios para la salud tras semanas: de 2 semanas a 3 meses de dejarlo mejora la circulación y se hace más fácil caminar. Los pulmones trabajan mejor y las heridas sanan más rápidamente. De 1 a 9 meses después, tendrás más energía. Los síntomas relacionados con el tabaquismo tales como tos, congestión nasal, fatiga y dificultad respiratoria mejoran.

Al año de dejarlo el riesgo de cardiopatía coronaria es la mitad que el de alguien que aún consume tabaco. A los 5 años la tasa de muerte por cáncer de pulmón disminuye casi en un 50% comparada con la de fumadores de 1 paquete al día; el riesgo de cáncer de la boca es la mitad que el de un consumidor de tabaco. A los 10 años de dejarlo los riesgos de cáncer disminuyen. El riesgo de accidente cerebrovascular y cáncer pulmonar ahora son similares a los de alguien que nunca ha fumado.

Imagen: Redes sociales

Pero Juventud Rebelde no te dejaría solo con las razones, así que te regalamos también algunos trucos para que puedas vencer la batalla de ese enano blanco poderoso que es el cigarro.

 Define qué tipo de fumador eres

¿Te sientes incompleto sin fumar? o más bien ¿te gusta encender un cigarro solo cuando vas de copas con tus amigos? O… ¿Eres de los que suele fumar cuando sientes nervios o ansiedad? Los fumadores sociales son aquellos que sienten ganas de encender un cigarro cuando están en un grupo de fumadores activos; en cambio un fumador dependiente es aquel que siente la necesidad de fumar ante cualquier circunstancia. Si ya sabes qué tipo de fumador eres, podrás encontrar aquí una rutina para dejar de fumar fácilmente.  

Escoge una fecha

Marca tu calendario y fija el día en que no volverás a encender un cigarro. No debes dejar pasar más de dos semanas desde el día que tomes la decisión, hasta elegir el día en que no fumarás más. Reduce todo lo que puedas el consumo de tabaco en ese rango temporal, y será más sencillo dejarlo definitivamente.

Recuérdate los beneficios

Si es necesario escríbelos en carteles por toda la casa, pon un fondo de pantalla sobre las ventajas de dejar el cigarro y las consecuencias de recaer, pide a amigos que te lo recuerden... Despedir el cigarro no solo es bueno para tus pulmones, sino para todo tu cuerpo. Aumentará tu autoestima, mejorará tu capacidad respiratoria, reducirás el mal aliento, tus dientes estarán más blancos, tu piel ganará más luminosidad, pero todo eso se puede olvidar en un momento de síndrome de abstención, así que debes tenerlo visible.

 

Planifica tu dieta

La naturaleza es sabia y tiene una solución para todo. Aumentar el consumo de los alimentos que ayudan a dejar de fumar es uno de los métodos caseros más efectivos para abandonar el cigarro; así que ya lo sabes: añade a tu lista de compra más zanahorias, entre otros alimentos, y apuesta por una dieta balanceada en tanto te sea posible, para evitar que dejar el cigarro se convierta en libras de más. 

Apóyate en tus familiares, amigos… 

 

Fotos: Archivo digital de JR

Es superimportante tener un grupo de apoyo entre tus seres allegados para que te ayuden en medio de momentos de flaqueza. Entrena a tus amigos para que te hablen «fuerte» y te mantengan hacia la meta. De seguro con estos trucos y tu fuerza de voluntad, dentro de poco podrás contarte entre los no adictos.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.