Esperanza de aguas...

EL pasado primero de junio esta sección reflejó la queja del lector Antonio García Acuña, acerca de la crítica situación del reparto Santa Catalina, en la ciudad de Santa Clara, con el suministro de agua.

 Antonio, quien reside en el edificio 26, apartamento 7, de esa urbanización, precisaba entonces que desde hace ya bastante tiempo se ha agudizado la situación del abasto del líquido, a consecuencia de las constantes roturas de la conductora del sistema Minerva-Ochoíta; al punto de que cuando me escribió hacía un mes que allí no entraba agua.

Al respecto, responde ahora el ingeniero Guillermo Rodríguez Medina, director general de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villa Clara, quien ratifica lo planteado por el remitente y proporciona una vasta explicación del fenómeno.

Señala el directivo que la ciudad de Santa Clara se abastece de tres sistemas de acueducto, y uno de ellos es el Minerva-Ochoíta, que tributa a Santa Catalina y a otros repartos como Camacho, Capiro, Bengochea y Universitario; así como a varios centros educacionales e industriales catalogados como grandes consumidores. Y en total, ello representa el 30 por ciento de la población de la ciudad. Mientras los consumidores de los restantes sistemas reciben el agua en un ciclo de uno a cuatro días, los vinculados a Minerva-Ochoíta lo hacen cada ocho o diez días en condiciones normales, pero han llegado a alargarse los plazos hasta 15 y hasta más de 20 días.

La causa esencial, apunta el director general, son las constantes roturas de dicha conductora, debido al pésimo estado técnico que presenta. En tal sentido, solo en el primer trimestre de 2006, por tal motivo se dejó de bombear el 20,4 por ciento del agua planificada, con una incidencia de 1 229,5 horas máquina afectadas por roturas.

Argumenta Rodríguez Medina que con tales incidencias se hace muy difícil garantizar ese vital servicio. Aunque cuentan con brigadas de reparación activadas las 24 horas del día, siempre existe un tiempo de afectación, que es el destinado a vaciar la conductora, repararla y llenarla nuevamente, y ese tiempo se corresponde con la magnitud de la rotura.

Precisa el director general que, dada la magnitud del problema, fue aprobada priorizadamente una inversión en tal sentido para sustituir 5,4 kilómetros de tubería, y ya cuentan con 1,5 kilómetros de ella y el total de accesorios. También se trabaja en lograr la garantía de los recursos que faltan, hasta sustituir totalmente esa conductora.

Asegura el funcionario que la obra está prevista para iniciarse en la segunda quincena de junio, por lo cual se deduce que ya debe haber comenzado. Y garantiza también que con esta inversión, mejorará definitivamente el abasto de agua a ese y otros repartos de la ciudad de Santa Clara.

Agradezco a Rodríguez Medina la ágil respuesta brindada, y sobre todo la esperanza que traen sus palabras para los ya resecos clamores de agua de esa población afectada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.