Merecen energéticas respuestas - Acuse de recibo

Merecen energéticas respuestas

Como todo gran programa que enfila hacia el bienestar de la gente, la sustitución de equipos electrodomésticos para mayor eficiencia energética, requiere de una estrategia informativa y de retroalimentación sistemática. Y últimamente llegan cartas con inquietudes sobre situaciones que se presentan, y no siempre tienen una respuesta esclarecedora, mucho menos una solución.

Tal es el caso de Caridad González, residente en carretera Obeso, San Juan y Martínez, Pinar del Río: en abril de 2006, ella cambió su viejo refrigerador ruso por el nuevo. Pero el mismo no congela. «Desde el primer momento establecí la reclamación. Me paso el día secándolo por dentro con un paño. Desde julio del año pasado me están descontando el importe de mi chequera. Lo he reportado “ene” veces, y varias personas han venido a comprobar lo que digo. Todas me dicen que lo van a cambiar, pero llevo un año pagando algo que no sirve. Necesito encontrar la correcta solución a tan molesta situación».

Algo similar sufre Domingo Valdés, allá en calle 32 número 2917, en Pedro Betancourt, Matanzas: en julio de 2006 le cambiaron su refrigerador por un LG. Y a los pocos días, no congelaba, al tiempo de que en la parte de abajo no enfriaba.

Por su gestión, le cambiaron la gaveta y la puerta del congelador, pero todo continuó igual. Domingo acudió al Gobierno municipal, lo estuvieron «peloteando» de un funcionario a otro, hasta que carenó en el director de Servicios, quien le reiteró que no tenía recurso alguno, que como su caso, tenía 118 refrigeradores rotos.

Algo similar sufre Wilder Batista González, residente en la localidad La Agraria del municipio holguinero de Cacocum: A fines de julio pasado, su esposa adquirió el módulo de equipos de cocina, y al poco tiempo, sin un uso excesivo, se le averió la resistencia a la olla Reina.

Wilder se dirigió al taller correspondiente, y allí lo atendieron muy bien, pero sin perspectiva alguna: no tienen ningún tipo de piezas de repuesto y tampoco le cambian la olla. «¿Qué tipo de garantía es esa?», pregunta con razón el afectado.

No menos preocupado anda Leonardo Pruneda, de San Luis 161, apartamento 20, entre Remedios y Quiroga, Jesús del Monte, en el municipio capitalino de 10 de Octubre. En su circunscripción se están sustituyendo los refrigeradores, y él quedó para la segunda vuelta. Pero se produjo esta última, y el suyo no se lo cambiaron.

Leonardo fue a ver a su delegado, y este le mostró un listado donde aparece censado su refrigerador como uno de los llamados «criollos», los armados artesanalmente, que no se están cambiando. Y su equipo es un Minsk 10, de fabricación rusa. Entonces Leonardo acudió a la jefa de los Trabajadores Sociales en la CTC municipal, y le solicitó que le mostrara el listado, tras explicarle su situación. Ella le dijo que no podía enseñárselo. Debía esperar, sin precisar cuánto tiempo.

Leonardo no entiende que, además de que hubo un error y la información esté falseada, se le dé esa respuesta y esa atención marcadas por la incertidumbre, sin ningún tipo de precisión.

Ana Francisca Aguilera narra una historia que se le ha convertido en problema como presidenta de su CDR, en avenida 237, edificio 706, apartamento 6, Nuevo Vedado, en la localidad habanera de Bauta: Refiere que cuando se repartieron los módulos de cocina allí, quedaron pendientes para la segunda vuelta tres casos en que hay familias que tienen todo deslindado dentro de una misma vivienda.

Llegó la segunda vuelta, y tampoco les tocó su oportunidad: son los núcleos de Yanelis Bueno, Dunia Mesa e Idelisa Matos. Ana Francisca está cansada de reclamar.

En esos núcleos hay niños enfermos y personas mayores, y se las están viendo muy duras, pues en el territorio no hay asignación de queroseno ni gas, solo la reserva para tiempo de ciclón, asegura.

Tampoco entiende que ahora exijan como requisito para los núcleos escindidos, el que deban tener baño independiente. Residen en un edificio de apartamentos, y todo el mundo conoce que, por problemas de vivienda en nuestro país, tienen que coexistir varios núcleos bajo un mismo techo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

El nuevo presidente