El pitazo de la nostalgia - Acuse de recibo

El pitazo de la nostalgia

Las casas, los poblados, las regiones enferman como sus habitantes cuando el tiempo y la indiferencia se unen para derruirlos. Entonces un color nostalgia invade todo y solo se vive bien en el recuerdo.

A Eneyda Hernández, el batey del Central España Republicana, en el matancero municipio de Perico, le está agonizando ante los ojos. Y aun desde su silla de ruedas de cubana que ha vivido mucho, no quiere permitirse perder la pelea con el óxido de la indolencia.

Cuenta la vecina de Calle 2, Edificio 5 plantas, Apartamento 41, que el pueblito ex azucarero donde ha vivido sus siete décadas «se caracterizó siempre por su limpieza, sus bailes, su equipo de béisbol y sus zafras productivas».

Pero hace aproximadamente seis años, evoca, el España dejó de moler al igual que otros centrales de la provincia por necesidades bien fundamentadas, y todo cambió.

«Los vecinos hemos visto alarmados cómo la decadencia se ha manifestado en nuestro batey: el cine, que existía desde mis años juveniles, fue siendo desarmado poco a poco, al extremo de quedar solo la escalera; el central, que siempre tuvo ómnibus hasta Perico, se vio dependiendo de la ruta Máximo Gómez-Perico, máquinas particulares y actualmente los coches.

«De los cinco consultorios de la familia, además de la posta central, donde día y noche había un médico y un enfermero de guardia, no hay ninguno trabajando. (...) No hay médicos en ellos (...)

«Pero lo más drástico es el problema de la electricidad. A pesar de todos los logros de la Revolución Energética, el batey del España tiene constantes apagones (...) A veces duran horas. A veces segundos. Con una intermitencia que tiene a todos alarmados ante la posibilidad de que se queme algún equipo. (...)

«Nadie da una explicación. Nadie sabe por qué Perico tiene luz eléctrica y nosotros no...».

Y al terminar de leer esta carta de letra menuda uno se duele junto a Eugenia de que con el último pitazo del España Republicana, hayan callado también los impulsos que dieron personalidad al caserío. ¿Quién, quiénes los recuperarán? ¿De qué forma?

Responde empresa eléctrica matanzera

Y también de la Atenas de Cuba llega la segunda misiva de hoy. Se trata de la respuesta de José A. Hernández, director de la Empresa Eléctrica Provincial, al pedido formulado aquí por Félix Rodríguez, de la Finca Occitania en Los Arabos.

Solicitaba Félix entonces que le extendieran el servicio eléctrico hasta su casa, «a unos cien metros del tendido». Y ahora le contesta la empresa:

«El caso que nos ocupa ha sido atendido anteriormente en varias ocasiones (...). Cuando Félix decidió construir su vivienda en la finca, fue visitado por José Luis Chávez, jefe de la Brigada Integral Municipal de Los Arabos perteneciente a la Organización Básica Eléctrica Territorial Colón (BIM-OBET), en aquel momento.

«Este le sugirió fabricarla en un lugar próximo a la zona que contaba con servicio eléctrico (...) para poderla electrificar por simple acometida, a lo que Félix hizo caso omiso».

El remitente, explica la contestación, fue visitado por Wilfredo Rodríguez López, actual jefe de la BIM-OBET y Cirilo Calzadilla, funcionario del Gobierno de Los Arabos. Y se le aclaró que por ser su vivienda un caso aislado a unos 250 metros de la línea secundaria, no era posible satisfacer su solicitud.

Luego de su decisión de construir en el lugar que lo hizo, amplía la misiva, el hogar de Félix no cumple «los requisitos de la actual política de electrificación en nuestro país».

Más de correos

Las agobiantes peripecias con los envíos postales continúan. De ello da fe Esperanza Mezquía González, residente en Calle 19, No. 423, Apto 2, entre F y G, en el capitalino Vedado.

Resulta que a su hija, Ana María González Mezquía, le fue enviado un bulto postal desde México aproximadamente a mitad de mayo y nada han sabido de él aún.

«Nosotros hemos podido comunicarnos con el teléfono 646 4646 (Centro de llamadas de Correo), donde una operadora solo nos ha respondido que no ha llegado, que la persona que lo envió es la que tiene que hacer la reclamación. Luego de hacerse la misma, México respondió que ya se había entregado a Cuba.

«En fin, semana tras semana hemos recibido la misma respuesta. Incluso en una oportunidad se les preguntó que si además de ese centro, había otro para reclamar y nos informaron que era solo por esa vía, y que el bulto podía estar demorado porque al llegar al aeropuerto se hacían pacas muy grandes donde echaban los envíos y había atrasos en el despacho»

Uniformes demorados

EL curso escolar en nuestro país, que enrumbó hace mucho por los seguros rieles de la Educación, es una maquinaria que funciona con frecuencia constante. Aun en situaciones de catástrofe como las que recientemente vivió la Isla, no se retrasa por mucho tiempo su engranaje. Entonces resulta alarmante que sucesos como el que nos narra María Elizabeth Aroche Domínguez, tengan lugar.

Esta madre, vecina de José Martí, No 15, Reparto José Martí, Trinidad, Sancti Spíritus, ya se ha comunicado dos veces con Acuse por el retraso en la entrega de la ropa de los estudiantes.

«Es septiembre 28 y mi hijo (ahora en 8vo. grado) no ha podido comprar su uniforme escolar de este curso, narra la remitente. La respuesta que se me dio fue que Educación no había mandado la lista de los estudiantes de 7mo. grado para uniforme doble, por lo que tuvieron que utilizar los de 8vo.; volvieron a surtir y ya se acabaron. No entiendo por qué en Trinidad ocurren estas cosas».

Y aparte de las explicaciones razonables, que en este caso brillan por su ausencia, Elizabeth espera con ansias las medidas definitivas y controladas para que estos incidentes no se repitan.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Soldados