Mejor los dos: convoyado y solo

El pasado 15 de noviembre Jesús López narró en esta sección el dilema de su hija, a quien los médicos le recomendaron usar jabón bactericida, especialmente de la marca Rexona, de Suchel Lever.

Tras varios días, su descendiente descubrió la existencia del producto en la tienda en divisas de 11 y 4, en el Vedado capitalino, pero no estaba a la venta solo, sino convoyado con un desodorante y un talco.

Entonces reflexionaba que esas ofertas eran muy útiles para poder comprar varios productos a menor precio, aunque reclamaba su venta también de forma individual, para hacerlos más accesibles a determinados consumidores.

Responde a su preocupación Silvia Iglesias, directora general de Comercio Minorista de la Corporación CIMEX S.A., quien aclara la sutileza de que en este caso no se trataba de un convoyado preparado por la unidad, sino de un estuche que oferta el proveedor nacional de Suchel-Lever desde mayo del año 2005, «y que ha contado con muy buena aceptación por la población, por presentar una adecuada correlación calidad-precio en función de los componentes que agrupa».

La funcionaria aclara, además, que el jabón se vende también de forma independiente, pero indiscutiblemente presenta mayor demanda por la población que el estuche, por lo cual se agota con mayor rapidez, «que fue lo que ocurrió durante la visita del cliente, pues el proveedor tiene existencias actualmente en sus almacenes para satisfacer la demanda de la población, situación que, informa, debe tener solución en breve.

«Como reconoce el propio compañero, depende de los intereses y necesidades individuales el que sea más o menos aceptada cada una de las opciones, por lo que pensamos que siempre es mejor disponer de los dos», apunta en su respuesta.

Y esta sección coincide con esa apreciación de Silvia Iglesias. Sobre todo cuando —como en el caso que nos ocupa— es mayor la demanda del producto de manera individual, y en los almacenes hay suficientes para comercializar en ambas formas.

No debe olvidarse que para una porción significativa de los consumidores cubanos el acceso a los productos de las tiendas en CUC supone un importante sacrificio económico. Como tampoco que no pocas veces los convoyados —u otras formas análogas— sirven para darle salida a productos de menor demanda, que de esta forma encuentran su realización en el mercado.

Felicidad sin amarguras

Todo indica que la mamá y el padrastro de Rewald Portal Betancourt, vecinos de la calle Alejandro del Río, número 64, en la villa de Remedios, en Villa Clara, llevan una vida más placentera, pues ya no sufren de la agresión sonora de que eran víctimas junto a sus vecinos, proveniente de un centro recreativo llamado Balcón Juvenil.

Rewald y su familia se habían desgastado en continuas conversaciones con el administrador de la unidad, sin que este entendiera el daño que les causaba, alegando que cumplía con orientaciones empresariales.

La Dirección de Comercio en esa provincia, sin embargo, ha sido receptiva a la queja de los vecinos. Así lo hace saber en una carta de respuesta a Acuse de Recibo.

Tras una encuesta entre quienes residen en las cercanías del centro recreativo, así como a representantes de organizaciones sociales y centros laborales colindantes, comprobaron que, aunque a una parte no les molestan, los ruidos del Balcón Juvenil fueron denunciados en otras oportunidades. Un inspector del Ministerio de Comercio Interior visitó también la vivienda de Rewald.

Según informan, la instalación —con 20 años de servicio— se encuentra situada en el centro histórico de Remedios, en un lugar donde hay pocas casas de familia, y con cinco centros laborales y dos parques públicos a su alrededor. Cuenta hoy con un equipo de música marca JVC, con un solo bafle, que se usa esencialmente para difundir los llamados géneros del ayer.

Pese a los criterios encontrados que arrojó la encuesta, los representantes de la Empresa decidieron eliminar las causas que provocan o pueden provocar las molestias denunciadas, «tomando en consideración que el servicio que prestamos, con buena aceptación del pueblo en esta instalación, no puede constituir un problema para ningún ciudadano o vecino del lugar».

Entre las medidas que anuncian en su carta se encuentran la revisión del estado técnico del equipo instalado y sus aditamentos, se redujo de 60 a 40 personas la capacidad de acceso a la instalación, de manera que el volumen del equipo se ajuste a ello, mantener el volumen del equipo de forma moderada y cambiar su posición.

Para mayor delicadeza todas esas decisiones fueron explicadas a Rewald por funcionarios de la empresa en el municipio.

Ojalá cada preocupación ciudadana corriera, como esta, por cauces tan receptivos. Si así fuera, seguramente nuestra existencia estuviera sometida a menos «ruidos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.