Prótesis para el respeto

Ismael Rodríguez (Calle 103 número 6808, Buena Vista, Cienfuegos) tiene razones para no sonreír: lleva cuatro años y medio sin un solo diente, esperando por una prótesis que cada vez se torna más lejana y misteriosa.

María de la Caridad Homen, su esposa, es quien hace la denuncia, una verdadera hoja clínica de la burla y el engaño:

El 15 de marzo de 2005, Ismael fue al Policlínico Área IV, en el reparto Pueblo Grifo de esa ciudad, para iniciar un proceso de prótesis bucal. Lo remitieron para el maxilofacial del Hospital Gustavo Aldereguía, pues es diabético, y requería de una operación. Esta se hizo el 28 de marzo: le extrajeron todas las piezas…

A la semana de la operación, Ismael y María de la Caridad —quien también necesitaba la prótesis— se inscribieron en el Registro de Estomatología, donde se dan los turnos para la elaboración de las prótesis, en el policlínico antes mencionado.

En julio de 2006, fueron a ver por cuál número iba dicho registro. Y les dijeron que la lista se había perdido (¡…!). Había otra nueva y se anotaron en ella.

El 24 de abril de 2008 —qué pacientes son nuestros pacientes— volvieron al policlínico: «Para sorpresa y disgusto de nosotros, después de revisarnos la boca, nos informaron que la lista se había vuelto a perder. Se estaba haciendo otra nueva, en la cual fuimos anotados por tercera vez».

El 11 de noviembre de 2008 volvieron y les informaron «que las historias clínicas HC-25-R-10 y la 25-H-1 se encontraban en archivo». A inicios de 2009, los inscribieron en otro Registro, donde hacían los números 166 y 167. El pasado 23 de septiembre fueron de nuevo, y les informaron que ya no era por ese libro, pues quien está al frente del departamento quitó el mencionado registro y lo pasó para una libreta. «Pero no pudo decirnos por cuál número se encontraba la lista».

María de la Caridad concluye: «Después de haber hecho un análisis de los tropiezos y maltratos en cuatro años y seis meses esperando una respuesta, todo parece indicar que los turnos no se dan por orden de número, sino al mayor postor o el más fiel amigo; ya que conocemos de personas que se anotaron mucho después de nosotros y disfrutan de su dentadura. ¿Qué tiempo se necesita para contar con una prótesis bucal?».

La pregunta flota en el aire, como un dedo acusador.

No me atrevo a conjeturar nada en su caso, pero conozco historias de tales paradojas. En materia de prótesis hay dificultades, pero también nos están «mordiendo» las conveniencias y los intereses.

Reconocimiento a la ONIT

Yusinián López (Recreo 662, Cerro, Ciudad de La Habana) ganó una reclamación laboral, y quiere felicitar a la filial provincial de la Oficina Nacional de Inspección del Trabajo (ONIT); en especial a los inspectores Maritza Álvarez y Roberto Arritola, quienes «con profesionalidad y eficacia sacaron a la luz las violaciones de la dirección de la Unidad Básica de Comercio y Servicios Personales y Técnicos, sita en San Rafael, entre Gervasio y Belascoaín, Centro Habana».

Refiere que el director había cerrado ilegalmente la unidad estatal de Barbería de Neptuno entre Belascoaín y Gervasio; y «sacado» a los tres barberos. Yusinián apeló al Órgano de Justicia Laboral, el cual declaró Con Lugar su reclamación y se le ubicó de nuevo en su puesto de trabajo.

En las profundas investigaciones que se hicieron participó la ONIT. Y Yusinián desea reconocer el trabajo de fiscalización de esa entidad para hacer valer la legislación laboral cubana y los derechos de los trabajadores.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Mi voto