Tierra en trance - Acuse de recibo

Tierra en trance

Martín Herrera (calle 12 A, No. 1718, entre 17 y 19, Reparto Nuevo, Catalina de Güines, La Habana) quiere cultivar la tierra.

A propósito de las nuevas regulaciones para entregar en usufructo áreas ociosas, el 17 de septiembre de 2008 se presentó en la Delegación Municipal de la Agricultura en Güines para solicitar media caballería en la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Nelson Fernández, de su localidad.

La delegada de la Agricultura le comunicó que esperara a que el presidente de la CPA declarara ocioso el terreno. Después la misma funcionaria le dijo que una comisión se encargaría de hacer que liberaran la tierra, pues hace más de diez años que no se utiliza.

El tiempo pasaba, y Martín se presentó nuevamente ante la delegada de la Agricultura, y ella le informó que la citada comisión no funcionaba, pues en una CPA, cuando tienen áreas sin usar y se comienzan a tomar medidas, entonces aran dicha tierra e inician el proceso de siembra. Ya nada se puede hacer, aunque después no siembren nada.

Martín persistió. Se dirigió a la ANAP municipal, y allí le dijeron que el presidente de la CPA no liberaba la tierra, y no podían decirle por qué, «creciendo para mí el misterio», señala.

Él considera que puede estar equivocado en sus pretensiones, pero necesita que le expliquen claramente, pues «la tierra sigue sin utilizarse». Él solo quiere que consideren su interés en hacer parir ese terreno baldío. «Solo he recibido peloteos y largas, y esa extensión cada vez está más plagada de hierbas invasoras y arbustos. Quisiera poner mi grano tanto en la tierra como en esta gran batalla que libra el país en la obtención de alimentos para el pueblo».

Martín presenta sus credenciales. Tiene solo 42 años y un árbol genealógico bien plantado en la tierra: sus abuelos y padres son de origen campesino. Él dispone de un tractor, vinculado a la Cooperativa de Crédito y Servicios José Martí. Y lo que no puede comprender es la negativa del presidente de la CPA, cuando el área está allí inerte y plagada de abandono.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Derechos