¿Una victoria o una derrota?

El pasado 27 de abril reseñé la queja de la abuela Lucrecia María Coya, sobre el tratamiento dado a su nieta Millicent Jiménez en la etapa de adiestramiento como auxiliar de Contabilidad en la Empresa Hortícola de Santiago de Cuba, luego de graduarse en un tecnológico de Economía y ser ubicada allí.

Precisaba Lucrecia que Millicent llevaba nueve meses en  adiestramiento, cuando le informaron que debía pasar a trabajar en el surco, recogiendo y sembrando tomate. Y la abuela no comprendía para qué entonces la joven se pasó cuatro años estudiando esa especialidad.

Millicent aceptó, no obstante, laborar en el campo, pero el 1ro. de abril decidió dejar el trabajo, pues sufre una patología, consistente en una carnosidad en el duodeno, que le impide hacer fuertes esfuerzos físicos. Según Lucrecia, la directora le informó que no necesitaba a nadie más en el Departamento de Contabilidad.

Abuela y nieta se presentaron en la Dirección Municipal de Trabajo, y allí les dijeron que la muchacha «tenía que coger lo que le dieran, pues había otras personas que se habían quedado sin trabajo; y aunque fuera una adiestrada, se le aplicaba a ella también».

Esa vez, este redactor cuestionaba el por qué se decidió ubicar a la graduada allí si no se necesitaba personal de Contabilidad; y si era justo alimentar el sueño de un joven cuatro años en una especialidad demandada por muchas entidades, para después desconocerlo.

Al respecto responde Wilfredo Mejías, director provincial de Trabajo en Santiago de Cuba, quien afirma que designó a un especialista de la Dirección Municipal de Trabajo para visitar a Millicent y su abuela; y posteriormente se celebró una reunión en la Empresa Hortícola Santiago de Cuba, presidida por él, con la participación de aquellas, la directora, las jefas de Recursos Humanos y de Brigada de la entidad; y el subdelegado de Recursos Humanos de la Agricultura en la provincia.

Se comprobó, precisa, que la joven había iniciado su adiestramiento en el Departamento de Contabilidad de la Empresa. Que presentó algunas ausencias al trabajo por tener que atender a su abuela luego de una operación de tiroides; y posteriormente porque se dilató las pupilas, aunque no mostró documentos probatorios.

«Por tal razón, afirma Wilfredo, se hizo un análisis con ella, y posteriormente le correspondía por su Plan rotar por el área de Cultivos Tapados, conjuntamente con otros jóvenes que también se encontraban en adiestramiento en esa entidad. Y Millicent les manifestó a los directivos que no quería trabajar en la casa de cultivos tapados, porque eso no tenía que ver nada con la Contabilidad.

«Laboró solo unos días y solicitó su baja por escrito, que se conserva en su expediente laboral. Se comprobó que en ningún momento fue declarada disponible, por lo cual no se violó lo establecido en la Resolución 35 de 2010 del MTSS en su artículo 4, en relación con los graduados que cumplen  servicio social o están en período de adiestramiento».

Asevera que la dirección de la Empresa erró al aprobarle la  baja a la recién graduada, cuando lo procedente era haber solicitado la invalidación del título por no cumplir con el servicio social, sin una causa justificada, tal como establece la Ley 1254 de 1973.

Y agrega que, por la violación señalada el delegado provincial de la Agricultura les aplicó una amonestación a la directora de la Empresa y a la jefa de Recursos Humanos.

Agradezco la respuesta, pero hubiera sido muy sano que la Agricultura también hubiera dado la cara por el asunto.

Al final quedan algunos cabos sueltos: ¿Se necesitaba a la egresada en Contabilidad?  Si el surco es parte del adiestramiento, su deber era cumplir con ello; pero si tenía padecimientos, ¿no se podía buscar una solución conciliatoria, para mantener a la muchacha allí?

Tampoco se esclarecen los criterios dados a la joven por la directora de la Empresa, en cuanto a que no necesitaba nadie más en Contabilidad, cuando precisamente la egresada fue ubicada allí luego de estudiar la especialidad.

¿La invalidación del título será la solución más provechosa, luego de que se invirtió en la formación de la muchacha?

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Viajes a cuba.