Dos años de papeleo

En un magistral relato, el maestro Onelio Jorge Cardoso contaba cómo la Muerte tuvo que desistir de llevarse a Francisca porque cada vez que la buscaba, la tenaz mujer estaba trabajando. Hoy se me ocurre una versión tristemente humorística de aquel genial cuento: la Parca solicita en varias oficinas los documentos legales de Francisca. Es tanta la demora, el peloteo y la indolencia que la Señora de la Guadaña se va con las manos vacías.

¿Creen ustedes que exagero? Lean el caso que remite Ileana Santana Negreira (Calle 12, edificio 9, apto 6, e/101 y 103, Rpto. Tulipán, Cienfuegos) y díganme si no es lamentable literatura.

La historia comenzó el 2 de agosto de 2009, cuando Ileana se dirigió al Registro del Estado Civil (REC) del municipio de Cienfuegos para subsanar algunos errores que tenían las inscripciones de nacimiento de sus hijos.

«Hago la solicitud en el REC de Cienfuegos de las inscripciones de nacimiento de los padres de mi esposo y de este al municipio de Rodas, que es donde están inscritos ellos con el No. de Orden 6388», narra la lectora. En aquel entonces existían atrasos y me persono a recogerlas varios meses después, de acuerdo con lo orientado por la administración. No estaban, me explicaron que no había conexión con el REC de Rodas».

Después de varias visitas sin respuesta, la compañera de la recepción le sugirió que volviera a realizar la solicitud, y así lo hizo. Esta con fecha 23 de noviembre de 2010 y el No. de orden 1010. Sin embargo, ya inquieta con el trámite, y siguiendo la recomendación de otra trabajadora de la entidad, la solicitante se dirigió al REC provincial, donde debería ser todo más ágil. Efectivamente, el 17 de diciembre tenía en su poder las seis inscripciones necesarias para la subsanación.

Ah, pero esa felicidad duró muy poco. Cuando llegó el momento de enmendar el error, la compañera a cargo le comunicó que los pliegos no eran válidos, «ya que había salido una resolución según la cual la REC municipal era la única autorizada a realizar los documentos para estos fines», evoca la doliente.

«Después de varias visitas con colas interminables, me dirijo a la directora y consigo por fin obtener las seis inscripciones el día 24 de mayo de 2011. El jueves 26 de mayo logro realizar la solicitud de la subsanación de errores; la recojo el 29 de julio en la Resolución 377 y 378. Al revisarlas, estas tenían nuevos errores. Tuve que devolverlas y que las realizaran de nuevo».

Lo que sigue es un inventario in crescendo de molestias y mal trato.

El 8 de agosto pasado, la cienfueguera hace una vez más la solicitud de inscripciones (ya subsanadas) para arreglar los carnés de identidad y que pudieran sus hijos realizar la matrícula en la Universidad correctamente.

«El lunes 29 de agosto tenían horario de verano y se trabajó hasta las 2:00 p.m. de forma corrida. Estando en la cola desde las 7:00 a.m. fue imposible atenderme.

(...)

«El lunes 12 de septiembre logro recogerlas y al revisarlas tenían nuevos errores mecanográficos en otros apellidos; ahí estuve desde las 7:00 a.m. hasta las 4:00 p.m. para que me los arreglaran... La compañera que realiza este tipo de documento tenía problemas familiares y no vino a trabajar; las otras registradoras estaban ocupadas con su trabajo. Me sugirieron que viniera el jueves.

«El jueves 15 la compañera continuaba con problemas personales, la jornada ese día es hasta las 6:00 p.m., pero era a esa persona a la que le tocaba la guardia. Imposible de resolver después de tenerme hasta las 4:00 p.m. con la expectativa de que ya me las estaban haciendo. Me sugirieron que viniera el viernes, porque faltaba la firma y esta se realiza solamente a las 11:00 a.m. y a las 4:00 p.m.».

El viernes 16 solo trabajan hasta las 12:00. Debido a la extensa cola, no clasificó para que la atendieran. Le recomendaron volviera el lunes por la tarde.

Y este lunes 19, cuando al fin Ileana alcanzó a ver una de las dos inscripciones solicitadas de sus hijos, tenía errores en un apellido. Y la otra no apareció. La mujer estuvo desde la 1:00 hasta las 4:00 de la tarde para que le diesen una respuesta. Hasta que la compañera que estaba realizando el trabajo le dijo que le era imposible repetir el documento.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Viajes a cuba.