Estrella con desencanto

Cada vez que un funcionario promete algo que luego no cumple con rigor, se fomenta la desconfianza y la decepción ciudadanas, y se deteriora la imagen de la institucionalidad por culpa de una flagrante arbitrariedad.

Milagros Barcen Bejerano (calle 10, apto 6, Edificio 4-A, Consejo Popular Estrella, municipio de Céspedes, Camagüey) cuenta que en su Consejo Popular, donde se encontraba el antiguo central República Dominicana, instalaron una nueva planta telefónica que ha beneficiado a la comunidad… y también ha traído desazón en algunos vecinos.

Recuerda Milagros que antes de la inversión, en una reunión realizada en la circunscripción, el entonces director de ETECSA en el municipio y un directivo de esa empresa a nivel provincial, aseguraron a los vecinos que con la planta serían beneficiados, primero, todos aquellos que tenían extensiones de la antigua pizarra del central, por ser trabajadores del mismo; y los de la empresa agropecuaria que se constituyó a partir del complejo agroindustrial (CAI).

Milagros era trabajadora del central y tenía una extensión. Por la Tarea Álvaro Reynoso pasó a la empresa agropecuaria en que derivó el colectivo del CAI. Confiaba en que sería beneficiada y que el proceso en la comunidad se haría con seriedad y justicia; incluso que antes se les explicaría a los vecinos cómo se llevaría a cabo.

Afirma la lectora que la repartición llegó sin que lo conocieran quienes tenían extensiones y sin que se sepa a ciencia cierta quién o quiénes elaboraron y aprobaron una relación nominal para ello. Apareció un listado fantasma en el que se incluía a personas que nunca trabajaron en el central, en la granja agropecuaria o en alguna otra dependencia del ingenio, y que incluso no tenían extensiones.

«El porqué nadie lo sabe. Los demás debíamos esperar segunda vuelta, que hoy sabemos que no habrá», plantea Milagros.

Ante las inconformidades de los vecinos, subraya Milagros, los directores de ETECSA en la provincia y el municipio explicaron que se les había instalado a los de las extensiones más antiguas, y que había capacidad para todos.

«Hoy la realidad es que la planta está terminada —enfatiza Milagros—, y funcionando los teléfonos del famoso listado. De los 86 instalados, más del 40 por ciento de sus beneficiarios no trabajó en el central ni en la empresa agropecuaria. Como trabajadora de esta última, me quedé sin el servicio como muchos otros.

«El nuevo director dice que ya no hay más capacidades ni habrá segunda vuelta. Hay desencanto en la comunidad; se engañó a un grupo de vecinos que teníamos extensión y no se nos valoró nunca. Que mi insatisfacción llegue a alguien que pueda explicar esta situación, ya que en el municipio nadie asume la responsabilidad de dar la respuesta verdadera».

Silencio sobre un telefono

Jorge Luis Domínguez (Marcelino Diéguez 58, entre Andrés Leyva y Luis Molina, Las Tunas) se saca una espina que tiene clavada ya hace un buen tiempo, con un proceder que considera tendencioso e injusto hacia su persona.

Refiere que en 2007 fue beneficiado con la instalación del servicio telefónico por ser donante de sangre con más de cien extracciones para beneficio de la sociedad, entre otros méritos. Pero fue excluido de la instalación porque en medio de este proceso se encontraba de visita en España, por invitación de su hija que reside allá.

Jorge Luis sigue sin entender, porque a tiempo lo dio a conocer, y dejó un poder a su esposa para que firmara el contrato con ETECSA en su ausencia. De regreso a Cuba él hizo todos los trámites, «sin una respuesta convincente ni que me favoreciera, aunque el proceso de instalación de esos equipos no había terminado».Según el afectado, un argumento fue que «no sabían si yo regresaría al país».

El remitente expresa que solo ha encontrado silencios prolongados y omisiones después de entrevistarse con la dirección del Gobierno provincial de Las Tunas, hace ocho meses.

No se puede ver en cada visitante al exterior un posible emigrante. De acuerdo con lo contado por Jorge Luis, en este caso se palpan visiones superadas que no se corresponden con la Cuba de hoy, esta que asume cambios y se actualiza para avanzar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Facebook