Errores y horrores

Las últimas líneas de aquella misiva tenían la fuerza de un axioma: «Las injusticias, el abuso y la arbitrariedad: esas sí deben de quedar disponibles para siempre». Las traía a esta columna el villaclareño Osmán Abot Carrazana, obrero agrícola de la granja La Caoba, Complejo agroindustrial (CAI) Ifraín Alfonso, ubicada en Carretera Central, kilómetro 315, Manajabo, Santa Clara.

Narraba entonces Osmán que el 31 de julio pasado el administrador de la entidad, en presencia del director del CAI, el secretario del Sindicato y la jefa de Recursos Humanos, le comunicó que quedaba disponible. Y a continuación, sin darle más razones o explicarle qué derechos le asistían ante tal decisión, le ofrecieron plazas como obrero agrícola en El Yabú y como custodio.

El remitente, con 14 años de trabajo sin señalamientos en la empresa, no estuvo de acuerdo con la medida y comenzó un azaroso camino de reclamaciones. Primero, entregó su parecer a un Comité de Expertos del centro. Después al Órgano de Justicia Laboral de Base (OJLB) del CAI. Más tarde, al mismo OJLB, pero con una mayor argumentación.

Para la vista del caso debía presentarse el día 19 de agosto ante el OJLB, según le informaron. Pero al llegar, el presidente de esa entidad legal le dijo que el encuentro había sido suspendido; tras lo cual el trabajador exigió un poco de más seriedad en el asunto, pues él se había transportado desde lejos y por sus medios.

Al día siguiente, conoció el reclamante que la decisión de su disponibilidad había sido leída a la Comisión de Expertos de su granja para que ya la aprobaran. Es decir, que su derecho había sido, cuando menos, engavetado.

El secretario del Partido en el centro laboral, contaba también Osmán, desconocía el proceso. La última persona que en el momento de escribir a Acuse le dio una opinión al respecto fue la jurídica de la CTC provincial, quien le explicó que el procedimiento había sido violatorio, pues, entre otras cosas, no se analizaron correctamente los parámetros de idoneidad.

Hoy publicamos la respuesta de Julio García Pedraza, director de la Empresa Azucarera en Villa Clara. Refiere Julio que efectivamente se cometieron errores en el proceso de disponibilidad del cual fue parte Osmán. Y para sustentarlo explica que «existió demora en la notificación de la decisión del OJLB, aunque la tramitación se realizó dentro del término de los 24 días hábiles concedidos por la Resolución Conjunta No. 1/97 del MTSS-TSP».

Asimismo, apunta el dirigente, «la Administración acató lo dispuesto por el OJLB, al no impugnarlo ante el Tribunal Municipal Popular correspondiente y no enmendó los errores que se le señalaban de inmediato».

El trabajador fue notificado de los resultados de la investigación realizada luego de publicada la denuncia. Esto ocurrió en Asamblea con su colectivo «para reiniciar el proceso y enmendar los errores cometidos», refiere el director provincial.

Como medidas disciplinarias a los responsables del mal procedimiento —director y jefa de Recursos Humanos de la extinta Empresa Azucarera Ifraín Alfonso y director de la granja La Caoba— se les aplicó una amonestación ante el Consejo de Dirección.

Este redactor agradece la ágil respuesta de Julio García Pedraza, mas tiene varias inquietudes en torno a «huecos» del caso no esclarecidos en dicha misiva. No solo fue «demora en la notificación» lo que pesó en las espaldas del obrero, sino prácticas poco transparentes para hacer «Justicia Laboral». Si no, ¿cómo se explica que ya se le hubiese leído a la Comisión de Expertos una decisión tomada cuando aún no se había efectuado la vista con el doliente?

¿Por qué se realiza un proceso de esta envergadura, que decide la suerte de un trabajador, y el Partido del centro —máxima instancia de orientación política— no es informado? ¿Y el Sindicato, cuyo representante también conocía de los pesares de Osmán, qué hizo al respecto?

¿Qué hubiese pasado si el trabajador no escribe a la prensa? ¿Cuánto se le explicó al colectivo de la granja La Caoba sobre el proceso de disponibilidad antes de iniciar la toma de decisiones al respecto?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica