Fue un libretazo

El pasado 17 de enero, el lector José Luis Gallardo, desde la ciudad de Santiago de Cuba, cuestionaba aquí el hecho de que para transportarse en los ómnibus Yutong que cubren las rutas desde esa ciudad hasta Pilón y Niquero, en la provincia de Granma, haya que pagar el pasaje hasta el destino final, aun cuando te apees en un punto intermedio del trayecto.

Y lo ejemplificaba: al reservar recientemente un pasaje con destino a Media Luna, en la agencia de la Empresa Viajero, de Santiago de Cuba, le informaron que había que pagarlo hasta el destino final de la ruta. Y ello le sucedió por segunda vez; por lo cual Gallardo se cuestionaba el hecho como injusto y abusivo, y consideraba que se presta para ciertas ilegalidades «ventajosas».

Al respecto, responde Ricardo Damián Fernández, director general de la Empresa Viajero (Servicios de Reservación), que en este caso «se violó lo establecido en el procedimiento comercial de la entidad, al realizar el cobro del destino final de la ruta, teniendo parada autorizada para picar boletos al lugar de destino de las personas afectadas».

Precisa también que «se modificó inconsultamente la forma de vender reservaciones por la especialista principal comercial de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Santiago de Cuba, provocando molestias a la población y afectación económica a la misma».

A partir de estos hechos, señala, la Empresa Viajero decidió aplicar la medida disciplinaria de traslado temporal a otra plaza de menor remuneración o calificación, o de condiciones laborales distintas, por espacio de seis meses y con derecho a reintegrarse a su plaza, a la especialista comercial de la UEB Santiago de Cuba.

Precisa que a partir de tales sucesos se hizo un análisis con los directores de las UEB del resto del país, para evitar que se repitan.

Informa el Director General que para proteger a los pasajeros que usan reservaciones tanto para destino final o intermedios, «se listaron de forma razonable las paradas donde se autoriza a picar estas reservas». Y agrega que, ante cualquier queja, duda o sugerencia acerca del servicio de Viajero, los ciudadanos pueden dirigirse a los jefes de agencias y a las oficinas de Atención a la Población de esa empresa, a los teléfonos 881-0464 o 864-1823.

Finalmente, señala que el proceso de análisis del caso concluyó con la visita del Director de Supervisión y Control de esa entidad nacional a los afectados.

Agradezco la respuesta de Viajero, para que no vuelvan a repetirse tales irregularidades. Porque, aunque su director no esclareció con qué objetivo en la UEB Santiago de Cuba vulneraban lo establecido, uno tiene derecho a sospechar, con Gallardo, lo que hacían entonces con el dinero que cobraban a los pasajeros que montaban desde esos puntos intermedios hasta el destino final.

Kristian ya está bien

Jorge Enrique Quesada (Edificio D-20, apto 16 Zona 7, Alamar, La Habana) nunca podrá agradecer todo lo que merecen quienes le salvaron lo más preciado de su vida: su hijo Kristian Enrique Quesada León.

Cuenta el padre feliz que, con solo 24 días de nacido, el bebé fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Pediátrico William Soler. Y desde su ingreso en la Sala de Neonatología, fueron inmensos el amor, el cuidado y la atención que recibió el pequeño por médicos, paramédicos y enfermeras. Tampoco olvidará nunca a los doctores del consultorio médico D-19, en Alamar.

«Todos ellos no descuidaron su atención y preocupación por darle la vida al menor, el cual se mantuvo reportado de grave todo el tiempo de ingreso. Gracias a esa dedicación ya está fuera de peligro y de alta», señala.

Pero esta satisfacción se complementa con el agradecimiento de este trabajador civil de las FAR a la preocupación constante de la jefatura de la Unidad Militar 2423 donde labora, las organizaciones políticas y de masas, oficiales, suboficiales, sargentos, cabos, soldados y trabajadores civiles, que en todo momento visitaban el hospital para interesarse por la salud de su hijo.

Lo que hacen por el hijo de uno, eso no tiene precio ni cotización en la bolsa de valores humanos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.