Chávez: Poemas cubanos para sanar

Acuse de Recibo es un buzón de sensibilidades. Un espacio de ternuras y pasiones, que a veces también vienen en versos.

Lo que aquí  llega es el carácter, el corazón y el alma de un pueblo como el de Cuba, o el de sus amigos en el mundo. Esta sección, solidaria y estremecida siempre con toda causa humana, no está ajena por estos días al clamor y los rezos por uno de los hermanos más queridos de la América nuestra.

El líder bolivariano está al amparo de Cuba, que es estar al amparo de su pueblo, y de América. La víspera de estas navidades, Aurora Reyes Álvarez, una maestra de 63 años de edad, que trabaja en la escuela Albis Martis, en Marcané, ha querido dibujar con sus letras y sus cariños el de todos nosotros:

Chávez, si tengo que dar

la vida, por ti la doy.

Para pagar con amor

a quien amor sabe dar.

No he dejado de pensar

ni un minuto, en tu salud.

Y cuando escucho que tú

te recuperas, hermano.

Desde aquí beso tu mano

orando con gratitud.

¡Pues tiene que regresar

a su puesto, Comandante!

con su estirpe de gigante

y su dulzura sin par.

Cuando lo veo cantar

a su pueblo, que lo adora,

me paso horas y horas

pensando en su rostro bello.

Porque su rostro es destello

que derrama luz de aurora.

La maestra termina sus notas de ternura con un consejo: Cuídese, Comandante, por los pobres de la Tierra, por los que lucharon Bolívar, Martí, Fidel y usted. Chávez, lo necesitamos en su puesto.

Como Aurora, el manzanillero residente en La Habana, Manuel Alonso González, ha convertido en poesía su respeto y admiración por Hugo Chávez:

Yo no sé rezar pero lo haré,

Como tú has actuado y rezado por tu pueblo,

Para que tu mala salud sea un relámpago

Y te recobres con lucidez del momento

Rezaré por tu vida

Por el valor que para el progreso tus latidos tienen,

Rezaré para que sigas adelante: por esa razón que te sostiene,

Por esa razón que te levanta

En brazos de otros hombres en todos los continentes,

Por esa razón que te hace fuerte… e invencible hasta con la muerte

Yo no sé rezar pero lo haré con versos y con tu fuerza, con tu amor y con tu luz,

Con la pasión que te entrelaza con los pobres de la Tierra,

Con la justicia que predomina en tu puño y en tu letra.

Rezaré junto a los que te esperan y a los que siguen,

Junto a la esperanza libertaria, de paz y de equidad,

Junto a nuestros Bolívar, Martí y Fidel.

Rezaré como tú siempre haz proclamado: en unidad, unidad, unidad

Y con el grito batallador de los pueblos

¡Hasta la victoria siempre!

Comandante, presidente, Amigo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.