Le cerraron el paso

Lázaro R. Calderón (Figuras 309, entre Gloria y Corrales, La Habana Vieja, La Habana) se sintió muy humillado y se hizo muchas preguntas cuando le negaron la atención en el Círculo Social Obrero Gerardo Abreu Fontán, de la capital.

Él sintetiza las razones: es socio de ese centro recreativo y paga su cuota correspondiente. Lleva 34 años ininterrumpidos en el sector de Educación, y es jefe del Departamento de Ciencias Naturales del instituto preuniversitario Gerardo Abreu Fontán, de Centro Habana. Ostenta la Medalla Rafael María de Mendive.

Pues resulta que el 28 de diciembre pasado, a las 11:40 a.m., Lázaro intentó entrar a la referida instalación con su esposa, directora de la Escuela Primaria Marcelo Salado y con una trayectoria de 39 años en el sector educacional. La custodia de la puerta apenas le permitió la entrada. Pero cuando accedió a la recepción, un custodio le dijo que no podía pasar, porque se esperaba la llegada al círculo de una visita del Ministerio de Educación, que tenía programado un almuerzo en el lugar.

Lázaro se dirigió a las oficinas, y allí la persona que atiende Recreación le respondió que sí tenía derecho a pasar al círculo y disfrutar de otras opciones.

Lázaro volvió a hablar con el custodio, quien le reiteró que le habían dado la orden de no dejar pasar a nadie al círculo.

«Yo solo pretendía liquidar mi cuota de asociado del 2013 y comer algún alimento ligero, señala. Cuando intenté volver a hablar con la compañera de Recreación, no estaba. Y al tratar de buscarla, me salió al paso la custodia del inicio. Se me puso en el camino y me dijo que no podía ir a buscar a nadie, porque dicha compañera estaba reunida.

¿La visita necesitaba todo el círculo?, pregunta el lector «Solo puedo asistir al Fontán en verano y algún que otro día. ¿La dirección del círculo no puede informar los días en que está en condiciones de atender a sus asociados?» ¿Cómo es posible que en días de vacaciones para los trabajadores de Educación el círculo cierre para atender a la visita?, pregunta. «¿Cómo es posible que se nos maltrate así?».

A pesar de los pesares

Luis Felipe Palacios (calle 19, Edificio 20, reparto Guiteras, La Habana) cuenta que en el pasado mes de diciembre su familia vivió momentos muy tristes con la enfermedad y posterior fallecimiento de su suegro, Pedro Bobadilla, quien vivía en la localidad de Bauta.

Pero, junto al dolor, esa familia pudo apreciar que existe el espíritu de humanidad y solidaridad que por momentos creemos ya extraviado.

«Ustedes no se pueden imaginar —recalca— todas las atenciones y preocupación recibidas en el policlínico de esa localidad, en especial de la enfermera María Elena. Asimismo, pudimos comprobar el espíritu altruista y humanitario de todos los miembros de la Logia Masónica Salvador Cisneros Betancourt que, con una preocupación diaria y al detalle, nos asombraban día a día.

«Lo mismo puedo decir del personal de la sala de terapia intermedia del hospital Salvador Allende, que honran el nombre que lleva ese centro; en especial el doctor Hugo, quien en sus días libres fue en varias oportunidades desde La Habana a Bauta para darle seguimiento al paciente».

Luis Felipe considera que hechos tan elocuentes, a pesar de todos los problemas y defectos que puedan sufrirse a diario, «nos demuestran que ese germen tan positivo que son la humanidad y la solidaridad, aún está presente y creciente en nuestra sociedad».

¿Dónde están sus felicitaciones?

Miguel Bu (Maloja No. 453, apto. 17, entre San Carlos y Belascoaín, Centro Habana) depositó el 10 de diciembre pasado, en el buzón del Correo de Reina y Belascoaín, tres sobres con sendas tarjetas de felicitación por Navidades y Año Nuevo. Sus destinos: en la misma Habana.

A 24 días de la imposición, esas tres felicitaciones no han llegado a sus destinatarios. «Su encanto y su mensaje se esfumaron», sintetiza el lector, y sentencia: Tienen aquí un tema interesante, que hiere, y a su vez, da impotencia. Cuánta verdad expresa el Presidente Raúl Castro, cuando señala que hay que trabajar, pero trabajar bien…

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

La opinión gráfica