No solo a los universitarios - Acuse de recibo

No solo a los universitarios

A Rosa Margarita Casanueva (Oeste No. 10110, entre Perla y Avenida de Los Pinos, reparto Los Pinos, La Habana), le parece justa la medida adoptada en 2001 por el Ministerio de Finanzas y Precios, que ampara al estudiante universitario a que abone la mitad del pasaje en ómnibus, siempre que porte el carné de la FEU que lo identifique.

Lo que sí inquieta a la lectora es que esa rebaja no beneficie también a los estudiantes de Preuniversitario, Secundaria y Primaria. «¿No son estudiantes por igual?», cuestiona, y apunta: «Incluso estos están en desventaja, pues no reciben el estipendio que sí disfrutan todos los de las universidades».

Y este redactor agrega a otros que pareció olvidar la remitente: los de los politécnicos.

Precisa Rosa Margarita que, además de documentarse en el Ministerio de Finanzas y Precios, lo hizo también en la Dirección Provincial de Transporte en La Habana; y enfatiza la excelente atención que le dieron en ambos sitios. Pero, de acuerdo con lo que narra, la disposición sigue favoreciendo solamente a los universitarios, como si los estudiantes de otros niveles no tuvieran también que utilizar transportes para trasladarse.

En el interior del país la situación se hace más difícil para adolescentes y jóvenes que deben recorrer largas distancias con el fin de llegar a sus escuelas. Y muchas veces se ven obligados a pagar diariamente tarifas elevadas a porteadores privados. ¿Por qué no beneficiar con una solución global a todos nuestros estudiantes, de manera que se les aligere la carga financiera cuando utilicen transportes estatales?

Neurodedicación

Aún Tania Castellanos madre está reportada de grave, en estado estable, en el Instituto de Neurología y Neurocirugía de la capital, donde ingresó el pasado 11 de febrero, como consecuencia de un accidente cerebrovascular.

Y Tania Castellanos hija escribe desde Calle A No.208, entre Línea y 11, Vedado, La Habana, confiada en que, con el paso de los días, su madre se recupere paulatinamente. Pero la hija no quiere esperar más para reconocer la labor de una institución «que asombra por su dedicación, amor y profesionalidad». Tania hija es testigo de la lucha que libran médicos, personal de enfermería y técnicos por salvarle la vida a su madre.

«El cuarto en que se encuentra hospitalizada —precisa—, da la impresión de un cuerpo de guardia permanente donde, constantemente, está la presencia de al menos un médico o una enfermera al tanto de las distintas complicaciones y situaciones que su diagnóstico y estado de gravedad generan. Es esa atención esmerada, son esas palabras esperanzadoras y ese esfuerzo tan humano y sin límites los que nos alientan y dan confianza en su posible pronta recuperación.

«Nuestro eterno reconocimiento y agradecimiento a los doctores Otman, Pando, Alexander, Yamila, Raisa, Mirna, Marianela, Leidi y Juan Carlos; al enfermero Roberto y las enfermeras Lili, Dania, Milay y Niurka; a los médicos de Terapia Intensiva, al personal del laboratorio y a todo el colectivo de la Sala Ictus, incluyendo ese amable y eficiente personal de servicios que lo integra.

«Y nuestro agradecimiento, muy especial, a nuestro sistema de salud y a nuestra Revolución».

¿Y si viene un ciclón?

Luis Fernández Monzote (Ayuntamiento No. 120, entre Tulipán y La Rosa, La Habana) alerta sobre el peligro que corren hace cinco años los vecinos de esa calle, por no podarse los altos árboles que pudieran afectar seriamente los tendidos eléctricos.

Refiere que, a pesar de las múltiples gestiones de la delegada, siempre se aduce que debe solucionarse por una gestión conjunta de Comunales y la Empresa Eléctrica. Pero nunca se llega a realizar.

Y María de los Ángeles Rodríguez escribe desde José Montejo No. 91, en Guisa, Granma, para denunciar que lleva tres años tratando de solucionar el derribo de un gran algarrobo frente a su casa, que es un peligro potencial por lo inclinado que está hacia su placa.

En Guisa le plantean que no tienen una grúa. Y ella se pregunta qué tragedia tendrá que suceder para poner fin a tanta incertidumbre y suplicio…

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Derechos