La respuesta no fue eléctrica

«Vivo encerrada por el temor», confesaba aquí el pasado 25 de enero Ana Julia Alegría, vecina de la finca Palmarito, en Remedios, Villa Clara. Y no era para menos, cuando la vida de su hija peligraba ante una rudimentaria instalación eléctrica…

Ana Julia contaba que en la primera quincena de octubre de 2012 reportó en la UEB (unidad empresarial de base) Remedios, de la Organización Básica Eléctrica Villa Clara, que el metrocontador de su casa estaba instalado en un palo de madera podrida, con cables pelados y empatados, a no menos de metro y medio del suelo. Y a la intemperie. Y ella quería trasladarlo a la pared del domicilio, a dos metros y medio de donde estaba.

En la UEB, la funcionaria de Atención al Cliente la conectó con el técnico, el cual mandó a su subordinado a revisar lo denunciado. Pero el subordinado nunca fue. Y entonces Ana Julia fue al Poder Popular, y allí la reorientaron a ver al Director de la UEB, algo que antes ella había intentado infructuosamente.

«El Director —refería Ana Julia—, parece que molesto, ni me atendió. En medio del pasillo me mandó a ver a la compañera de Atención al Cliente, para que me hiciera el contrato del trabajo, que debí pagar al momento. Y no me dirigió más la palabra. Al yo preguntarle, casi sujetándole por la mano, me dijo que tenía 40 días para cumplirlo».

Pero el 17 de enero, diez días después de haber vencido el mes de suscrito el contrato, no habían cumplido aún con la cliente, quien preguntaba: «¿Es que tengo que esperar que suceda una tragedia para que solucionen?».

Al respecto, responde Israel Ramos, director general de la Organización Básica Eléctrica en Villa Clara, que de acuerdo con  lo investigado «se ha podido determinar la existencia de violaciones del Manual de Consumidores, al cobrarse un servicio sin haber sido ejecutado en el tiempo establecido, así como evidencias del desconocimiento de funciones por parte del técnico y linieros que verifican la queja, quienes no tomaron notas sobre el asunto.

«El liniero a quien se le entregó la orden para ejecutar lo solicitado —prosigue— no realizó el trabajo, ni entregó la correspondiente orden como pendiente; todo lo cual ha dado muestras de que carecen de un compromiso colectivo.

«Faltó el hábito de consultar el sistema computarizado con que contamos, el cual constituye un importante instrumento diario de consulta para realizar nuestro trabajo, y nos brinda acceso visual al estado en que se encuentran los diferentes procesos.

«Quedó demostrado —precisa— que la UEB Remedios dio muestras de un sistema de trabajo inadecuado para la atención a solicitudes comerciales, impidiendo un buen desarrollo en la tramitación de los asuntos pendientes; lo cual denota falta de identificación de acciones para impedir que sucedan situaciones como la planteada».

Finalmente, el trabajo tan demandado por Ana Julia fue ejecutado el 19 de enero pasado. Y se decidió aplicar al Director de la UEB Remedios «una amonestación ante el Consejo de Dirección, además de la obligación de informar al colectivo de trabajadores de la UEB las deficiencias detectadas y brechas que atentaron contra el buen funcionamiento de la entidad, y tomar las medidas correspondientes en cada caso».

Agradezco la respuesta y la solución definitiva del caso. Pero ello no me exonera de algunos juicios, de acuerdo con lo que contara la clienta:

Es lamentable que el desentendimiento y la falta de control del Director con respecto a la queja de una ciudadana sean apenas «castigados» con un regaño en el Consejo de Dirección, cuando además pesaban la insensibilidad y el inadecuado trato por parte del máximo responsable hacia la clienta desesperada.

Por otro lado, no se explica qué medidas se tomaron con quien cobró el servicio sin haberlo brindado; ni qué sanciones merecieron el técnico y el liniero que ignoraron el S.O.S. de Ana Julia. Ello mueve a pensar que nada les sucedió.

Lo más importante es meditar los problemas desde su raíz: ¿Cómo andaban las cosas en la UEB Remedios que pudieron desencadenarse impunemente todas esas irregularidades? Así no se puede avanzar…

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica