Amanda tiene oportunidad - Acuse de recibo

Amanda tiene oportunidad

Mientras unos añejan respuestas, y otros ni las envían, a la doctora Norma Barrios Fernández, vicerrectora docente de la Universidad de La Habana, hay que reconocerle el average de haber respondido a la queja de la estudiante de Derecho de ese centro docente, Amanda Hernández Wong, el propio día 20 de junio, cuando se publicó aquí.

Amanda contaba que comenzó en 2008 dicha carrera, en la modalidad a distancia. Cuando escribió, acababa de examinar las asignaturas correspondientes al sexto año de la misma. Ello indica, según ella, que logró hacer en cinco años la carrera prevista para seis. El problema era que a inicios del curso 2012-2013 se implantó un nuevo plan de estudios, el cual incluye nuevas asignaturas, que surgen al dividir otras ya vencidas por ella. Y a los alumnos que entonces le quedaban 12 asignaturas por examinar, les posibilitaron hacerlas dentro del antiguo plan de estudios.

Amanda suspendió cuatro de las 12 que le quedaban. Y lamentaba que solo podría examinar dos en extraordinarios, pues le coincidían varias en un mismo día. Ante ello, solicitó le permitieran concurrir a una convocatoria especial, y la Facultad le planteó que no era posible.

En consecuencia —apuntaba—, en el próximo curso debía cursar solo las dos asignaturas pendientes, pero al ser incluida en el nuevo plan de estudios, se le suman las asignaturas que ahora se dividen y ya fueron aprobadas por ella. Ante esa dificultad, ella y otros estudiantes en la misma situación mostraron su descontento, y el Vicedecano de la Facultad a Distancia, en reunión el 5 de junio, alegó que no estaba en sus manos.

Al respecto, señala la doctora Barrios que el nuevo plan de estudios se introdujo desde el curso 2008-2009 en la carrera de Derecho, en la modalidad presencial o curso diurno, y se comenzó a aplicar en la modalidad semipresencial y a distancia en el 2012-2013, para los alumnos de nuevo ingreso.

Precisa que al cambiar un plan de estudios se hacen ajustes y se emite dictamen de transitoriedad para producir la menor afectación al alumno que inició la carrera por el anterior. «En ese dictamen —apunta—, se fija un límite de tiempo para que culmine sus estudios por el plan que matricularon, en dependencia de las asignaturas que tengan vencidas, procedimiento que se sigue especialmente para los estudiantes de la educación a distancia».

Acota que para los estudios a distancia, el Reglamento para la organización docente, Resolución 120/2010, establece que «el estudiante podrá matricular una misma asignatura hasta cuatro veces en toda la carrera, y dispondrá de un máximo de 12 años para finalizar sus estudios. Está obligado a acogerse a las modificaciones que se establezcan en el plan de estudios de la carrera matriculada, como consecuencia de su perfeccionamiento».

Por las características del estudio a distancia —anota—, las facultades de Derecho y de Educación a Distancia aplicaron un dictamen transitorio que define que los alumnos con el 75 por ciento vencido del plan que matricularon, podrán culminar sus estudios por el mismo. Y se fijó el período de un año para que examinen sus asignaturas pendientes.

Tal decisión —dice— beneficia a quienes les quedan 12 asignaturas de las 47 de ese plan, y como tal se les comunicó al inicio del curso en septiembre. Amanda pudo haber concluido sus 12 asignaturas en el período de tránsito fijado pero, como ella reconoce, no logró vencer los requerimientos de cuatro asignaturas.

Aclara que el 5 de junio, el Decano de la Facultad de Educación a Distancia se reunió con los alumnos que no podían vencer el plazo acordado. Y ante su inquietud, se acordó consultar con la Facultad de Derecho, responsable de la carrera y único garante, para extender el tránsito a un año más, y favorecer a quienes no hubieran aprobado hasta cinco asignaturas, sin que tengan que acogerse al nuevo plan.

Amanda, «preocupada por su futuro, se precipitó en sacar conclusiones sin esperar los resultados de la gestión. Tampoco hizo uso de su derecho de acudir a las autoridades institucionales responsables de atender la situación de los estudiantes».

Expresa la Vicerrectora que ya la situación había sido analizada entre Educación a Distancia, Derecho y la Vicerrectoría Docente. Y la respuesta fue positiva, como reza la Resolución Decanal 6/2013 de la Facultad de Educación a Distancia, del 14 de junio: «Los estudiantes que tienen pendientes hasta cinco asignaturas disponen como última oportunidad del curso 2013-2014 para graduarse por el plan que matricularon».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Fuerza Cuba