Alumbrando la historia de las lámparas

Dos lámparas del alumbrado público pueden hacer la diferencia entre un sosegado paseo y una noche violenta, entre la convivencia armónica y el peligro. De esto hablábamos aquí el 13 de julio pasado, al publicar la misiva del villaclareño Iván Eras Espinosa (Bloque 2, apto. 4, Rpto. Sandino, Santa Clara).

Relataba Iván que llevaba más de seis años planteando en asambleas del Poder Popular el asunto de dos luminarias de la calle que no encendían frente a su hogar; situación que además afectaba la entrada y salida de estudiantes a la contigua Universidad del Deporte. La respuesta solía ser que se elevaría el asunto a las entidades correspondientes.

Mientras reponían el alumbrado en la zona con motivo del último play off discutido en el estadio Augusto César Sandino, Iván se acercó al ingeniero Galindo, directivo de la Empresa Eléctrica. Cuando el vecino le comentó la preocupación, Galindo le respondió que no tenía noticia alguna de su queja, contaba el remitente.

Y acá nos preguntábamos qué pasó con las veces que debió subir hasta las instancias debidas el problema.

Respecto al caso nos llega la misiva de Israel Ramos Sáez, director general de la Empresa Eléctrica de Villa Clara. Expone Israel que al revisarse en el sistema automatizado de la entidad, no apareció queja alguna a nombre del demandante.

Cuando la institución contactó personalmente con Iván, este ratificó que la vía por la cual había hecho siempre el reclamo era por la Asamblea de Rendición de Cuentas, y que, incluso, en el citado espacio, hace dos años, la delegada le aseguró que tenía el bombillo, pero no había quien lo pusiera…

La misma respuesta de la delegada fue dada al secretario del núcleo zonal, añadiéndole el hecho de que este bombillo había sido recibido de manos de los compañeros de la Empresa Eléctrica, asevera el ejecutivo que relató Iván.

«Visitamos a la delegada de la Circunscripción 121, la compañera Daimé Cruz García, quien refiere conocer del asunto y reconoce que data de muchos años, que fue elevado en este XV mandato en su primer proceso (sic), a nombre de Mario Alfonso, vecino del Edif. 1, apto. 17, del propio reparto (...), el 15 de mayo del presente año, como planteamiento No. 400 y que se le dio como respuesta que sería revisado según el programa elaborado para la solución de estas problemáticas por Consejos Populares», evoca el Director.

Y agrega: «Refiere la delegada que relacionados con los anteriores procesos no tiene en estos momentos documentos en su poder (…) que puedan corroborar lo planteado por el lector. De igual manera expresa que (…) el bombillo al que hace referencia el lector es de su propiedad y que en ningún momento expresó (ella) en la asamblea que fuera aportado por los compañeros de la Empresa Eléctrica».

Igualmente menciona el Director provincial la entrevista que sostuvo con Osmany Dueñas, máxima figura de la UEB de Santa Clara, quien le explicó que el ingeniero Galindo no conocía de la reclamación, pues solo llevaba dos meses en el cargo.

Además, afirmó Dueñas que a partir del programa de restablecimiento del alumbrado público en avenidas y calles principales fue que se pudo reponer las del estadio Sandino; y que se llegaría a las que quedan frente al edificio del lector, de acuerdo con la lista de prioridades consensuada con presidentes de consejos populares y delegados del territorio para su solución paulatina.

«Concluido el proceso investigativo —señala Israel Ramos— corroboramos que nuestra entidad desconocía de la rotura de estas lámparas de alumbrado público, que al no estar ubicadas estas en avenidas y calles principales ni informadas como prioridad del Consejo Popular, no estaban incluidas en la estrategia de trabajo del municipio para su solución; y a partir del conocimiento de dicha problemática se visitó el lugar y quedó solucionado con el cambio de las luminarias».

Agradezco la respuesta, el proceso investigativo que le precedió, y la solución final del caso. Todo parece indicar que la preocupación de Iván no se tramitó en tiempo a las instancias que debía, y que falló el mecanismo del Poder Popular habilitado a tal efecto. De eso, creo que sería oportuno se debatiera, transparentemente, en la comunidad. A fin de cuentas, lo único que puede fortalecer el ejercicio democrático es el diálogo franco.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica