Facilitar las cosas en tiempos de automatización

¿Por qué no informar?, nos preguntábamos aquí el 8 de octubre último, tomando como referencia la situación con los lectores-cobradores de la Empresa Eléctrica descrita por el granmense Juan Manuel Pompa Blanco (calle Abigaíl González No. 67, e/ General García y Serafín Sánchez, Rpto. San Juan, El Cristo, Bayamo, Granma).

Narraba Juan Manuel que desde hacía un tiempo los mencionados trabajadores le habían explicado que, en virtud de una circular de la empresa, no estaban autorizados a darle al propietario de la vivienda la información del consumo en kW h y su equivalente en dinero a pagar.

Cuando el granmense, en busca de más claridad en torno al asunto, se comunicó con un directivo de la entidad en su territorio, este le ratificó la indicación.

¿Qué daño puede hacer que se informe de la energía eléctrica consumida y su equivalencia en dinero para que las familias estén preparadas al respecto?, se preguntaba entonces el lector.

Al respecto contesta José Manuel Iturriaga Morales, director general de la Empresa Eléctrica en la oriental provincia. Explica José Manuel que desde el mes de junio pasado se le dio a conocer a la población de Granma mediante el semanario La Demajagua, la respuesta a interrogantes similares de otro poblador del territorio.

Aclara el directivo que «la Unión Eléctrica (UE) tiene entre sus principales objetivos del año la disminución de las pérdidas eléctricas, que tanto han afectado a la economía nacional por concepto de ilegalidades en el uso de la electricidad».

En ese sentido, prosigue el funcionario, se decidió ejecutar acciones en todo el país entre las que se encuentran la lectura mensual del consumo con los equipos automáticos TPL y PDA, sin información del mes anterior.

«Por esta razón es que el lector-cobrador no tendrá el consumo anterior del cliente y, por tanto, no podrá informárselo. Reitero que se trata de una medida para eliminar los fraudes o algún error en la lectura del metro contador», sostiene.

«En la respuesta emitida a La Demajagua en el mes de junio —apunta el dirigente— también se les recomendó a los pobladores que deseen conocer su consumo mensual antes de la llegada de la factura eléctrica, que lean su contador, resten esta lectura a la del mes anterior y lo calculen por la tarifa establecida, la cual aparece de forma escalonada en la propia factura».

En caso de mostrar alguna insatisfacción con el consumo registrado para el mes, los ciudadanos deben dirigirse a la oficina comercial correspondiente y presentar su queja, indica el director provincial.

Agradezco la detallada misiva de José Manuel Iturriaga. Si las medidas obedecen a la intención de lograr una mayor precisión en la lectura y cobro del servicio, y evitar así fraudes e ilegalidades que perjudiquen a la empresa o a los usuarios, bienvenidas sean.

Pero no debe perderse de vista que las instituciones que brindan servicios deben avanzar hacia la mayor comodidad del cliente, no al revés. Y si las personas se sentían cómodas con la información previa facilitada por los trabajadores, tal vez habría que pensar, en el nuevo escenario con lectores automatizados, cómo implementar vías sencillas, fáciles, para que igualmente lleguen a las personas los datos del consumo con días de antelación.

Pienso, por ejemplo, en ancianos que viven solos y a los que les resulta complejo leer y calcular su consumo. La tecnología debe ayudarnos a ser más precisos, más técnicos, pero también menos complicados, en estos tiempos tan agitados que corren.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Armas Trump.