¿Registro del Estado Civil Incomunicado?

El pasado 11 de junio, Elsa Dorta Santos contaba aquí desde Camagüey que el 25 de febrero de este año solicitó dos certificaciones de nacimiento de su hijo en el Registro Civil de esa ciudad.

Y aunque le dijeron que debía recogerlas el 20 de marzo, también la alertaron de que había serios problemas con las solicitudes al Registro Civil Unificado de La Habana. Le añadieron que ese trámite solo se hace por teléfono, y en la dependencia capitalina no contestaban las llamadas y, cuando lograban comunicarse, les contestaban que no podían atenderles.

Contaba Elsa que desde marzo había ido varias veces al Registro de Camagüey y siempre le decían que no podían comunicarse, a más del trato y la forma que allí empleaban, que ella consideraba inadecuados. El 29 de mayo Elsa volvió a este lugar y le dijeron lo mismo, con similar mala forma.

Entonces la remitente fue a la Dirección Provincial de Justicia y le orientaron dirigirse a la Dirección Municipal. Allí fue atendida amablemente por su directora, Yolaimi Herrera, quien tomó nota de la queja y le solicitó que volviera el 6 de junio. Pero ese día Yolaimi no estaba.

Elsa la llamó por teléfono el 9 de junio, y Yolaimi le informó que se había comunicado con el Ministerio de Justicia (Minjus) y la Dirección Provincial de Justicia de La Habana. Y que la situación es crítica, pues en el Registro Civil Unificado hay un solo teléfono para comunicarse con todo el país. Que debía esperar, para ver si podían comunicar en los próximos días, pues el trámite que ella precisaba no se puede hacer por correo electrónico. Es solo por teléfono.

«Imagínese si puedo seguir esperando, refería Elsa. Necesito esas certificaciones para el 25 de junio, y desde marzo estoy esperando que me brinden el servicio», concluía la lectora.

La afectada también llamó al Departamento de Atención a la Población del Minjus, y le respondieron que ese trámite es con la Dirección Provincial de Justicia de La Habana.

A propósito, responde la propia Yolaimi Herrera Castañeda, directora de Justicia en el municipio de Camagüey, que «le asiste razón a Elsa Dorta Santos en cuanto al motivo de inconformidad, por la no obtención de la certificación de nacimiento de su hijo Abel Ernesto Rodríguez Dorta, motivo por el que procedimos a realizar de inmediato acciones para resolver su pretensión, y determinar con la mayor prontitud la existencia de responsabilidad administrativa de los involucrados en el tema».

Afirma la Directora que las coordinaciones efectuadas con la Dirección Provincial de Justicia de La Habana y su Departamento de Registros y Notarías para apoyar la obtención de las certificaciones en el Registro del Estado Civil Unificado les permitió dar solución a la solicitud de Elsa el 12 de junio de 2014.

Y hacia lo interno del Registro del Estado Civil (REC) en Camagüey —agrega—, una vez realizadas las comprobaciones de rigor, se decidió la aplicación de medida disciplinaria a la auxiliar registradora del REC —consistente en traslado a otra plaza de menor remuneración, con pérdida de la que ocupaba— por la forma inadecuada en que fue tratada la cliente. «Nada justifica el maltrato a la población», puntualiza.

Agrega la directiva que la Directora de Justicia en la provincia hizo un análisis profundo con la Dirección municipal homóloga y con el equipo de dirección del REC de Camagüey, «a los efectos de adoptar otras medidas organizativas y cambios de puestos de trabajo necesarios, indicados por la provincia, para evitar que hechos lamentables como este ocurran nuevamente en unidades de prestación de servicios».

Agradezco la respuesta y la celeridad para resolver el asunto desde Camagüey con las entidades de La Habana, aunque se evidencia que la publicación de la denuncia fue la que aceleró la solución.

Ahora queda que la Dirección Provincial de Justicia de La Habana y su Departamento de Registros y Notarías respondan por qué el Registro del Estado Civil Unificado, una institución con tanta demanda de servicios, es prácticamente inaccesible, con un solo teléfono para comunicarse con ella, en la era de las tecnologías de la información y la comunicación.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica