Culpa de EON y de Transtur

El 28 de mayo pasado Xiomara Pérez Ramírez se hallaba en la lista de espera de la Terminal de Ómnibus Nacionales de la ciudad de Holguín para viajar hacia La Habana, donde reside. Y accedió a un ómnibus de Transtur, el número 608 y de matrícula  B-025787. Pagó su pasaje, subió a la guagua y pudo comprobar que acomodaron su equipaje en el maletero.

Cuando el ómnibus arribó a la capital, tras varias paradas en el camino, su equipaje no aparecía en el maletero. Al parecer, alguien se lo había llevado en algunas de las paradas hechas. Entonces, ella, su esposo —que la esperaba en la terminal La Coubre— y los tripulantes del ómnibus fueron a la Unidad de la Policía de Dragones y Zuleta. Y allí le dijeron que debía ir a     Transtur a hacer la demanda por los daños causados.

Al siguiente día, Xiomara y su esposo fueron a las oficinas de Transtur sitas en     L y 25, Vedado. Allí, el jurídico les dijo que la responsabilidad era de la Empresa de Ómnibus Nacionales (antigua Astro), que le vendió el boleto de viaje.

El 30 de mayo fue a la Terminal de Ómnibus Nacionales habanera, al Departamento de Atención a la Población. Allí le indicaron que era asunto de Transtur, por no ponerles tiques de identificación a los equipajes, pues eso había sucedido en más de una ocasión. El 3 de junio, ella fue a las oficinas de Transtur de 19 y J, en el Vedado, y allí otra jurídica le reafirmó que la pérdida era responsabilidad de Ómnibus Nacionales.

Cansada de tanto peloteo, Xiomara escribió a esta columna, y su denuncia fue publicada el pasado 16 de julio.

Al respecto, el 5 de septiembre recibí la respuesta conjunta de Lisandra Caraballo Rodríguez, directora general de la Empresa de Ómnibus Nacionales (EON); y Arnaldo Alaix Domínguez, vicepresidente primero del Grupo Empresarial de Transporte Turístico (Transtur S.A.).

Ambos directivos señalan que en tales hechos hubo incumplimientos del contrato suscrito entre ambas entidades, mediante el cual los ómnibus de Transtur, cuando retornan vacíos de un viaje, recogen pasaje en las terminales.

Así, se comprobó que en la terminal de ómnibus de Holguín no se procedió a cargar el carro como se establece en dicho contrato, y tampoco se les puso tiques a los equipajes. En consecuencia, se  aplicaron medidas disciplinarias: amonestación pública a la jefa de turno y al maletero, y adicionalmente la pérdida de los incentivos salariales para ambos.

La queja de Xiomara fue declarada «con razón», y la EON indemnizó a la pasajera; al tiempo que se estableció la correspondiente reclamación comercial a Transtur por su responsabilidad como transportista en la pérdida del equipaje.

Agregan que los dos conductores que realizaron la transportación «incumplieron lo que se encuentra pactado entre las entidades mencionadas, y aportaron causas y condiciones para la ocurrencia de este lamentable hecho». Por ello, ambos «fueron objeto de la imposición de respectivas medidas disciplinarias de amonestación pública ante su colectivo laboral».

Destacan Lisandra y Arnaldo que «desde el pasado 1ro.de agosto, Transtur dispone de un sistema de identificación de equipajes propio para, cuando por razones excepcionales no se pueda cumplir con el despacho en las terminales o se recoja pasaje en los puntos alternativos de recogida, se pueda, sin dificultad, identificar claramente los equipajes y pertenencias de los viajeros».

EON y Transtur recomiendan a los pasajeros que utilicen sus ómnibus, que exijan en todo momento su boletín de pasaje y el tique o comprobante del depósito del equipaje, para garantizar la seguridad del mismo, y poder determinar las responsabilidades en caso de pérdidas o extravíos.

Expresan ambos directivos sus disculpas a Xiomara, y aseguran que garantizarán de conjunto la búsqueda de alternativas o medidas, las cuales impidan que tales hechos vuelvan a repetirse.

Agradezco la respuesta y la indemnización a la pasajera  –lo menos que se podía hacer—, no sin antes señalar que, evidentemente, Transtur no tenía control de lo que está estipulado en el contrato, y a partir del 1ro. de agosto es que precisa un sistema de identificación propio.

Por otra parte, no se explica por qué pelotearon tanto a Xiomara entre EON y Transtur, y al final los directivos de ambas entidades confirmaron la razón de la pasajera. Y, finalmente, queda claro que hay que subir la parada en el rigor, para prever y evitar tales tristes desenlaces.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica