Acueducto y Alcantarillado: descompresionando

«Presiones albañales», así titulamos el caso remitido por el Doctor Alexis Corrales Gutiérrez (Prolongación de Colón No. 78, entre Capitán Velasco y Nueva Gerona, Santa Clara, Villa Clara), quien recaló en Acuse a la vuelta de muchas gestiones.

Narraba el villaclareño, el 22 de febrero de 2014, que hacía más de tres años el tubo de alcantarillado al que vierten su vivienda y otro grupo de hogares del área se tupía con frecuencia y esto provocaba un desborde de aguas negras.

Luego de hablar en varias oportunidades con directivos y trabajadores de Acueducto y Alcantarillado, e incluso destupir la tubería valiéndose de gestiones personales, el remitente alertaba del agravamiento peligroso de la situación.

Sobre este particular contestan Yaily Martín Pino, funcionaria de Atención a la Población y Julio César Amores, director adjunto, de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villa Clara.

Explican los directivos que el sitio de la tupición fue visitado por el Director de la unidad empresarial de base, el Jefe a cargo de la zona y la funcionaria de Atención a la Población del municipio y se comprobó la veracidad de lo expuesto por el doctor Corrales.

«El diámetro utilizado, hace varias décadas, para la construcción de este sistema hoy se encuentra subdimensionado, teniendo en cuenta que la cantidad de aguas albañales que evacua casi se ha triplicado debido al crecimiento de la población (…) y no ha sido factible su cambio. Unido a ello, los años de explotación de la red hidrosanitaria e hidráulica han originado un alto nivel de deterioro de esta, lo que se toma en consideración para proyectos inversionistas», señalan.

Y añaden que el registro de marras, aunque no se halla colapsado totalmente, necesita reparación con un grupo de recursos entre los que se destacan equipo de alta presión, tapa y aro.

Se decidió ejecutar las siguientes acciones: Suprimir el salidero y desobstruir la línea central en Nueva Gerona e/ Juan Cardoso y Prolongación de Colón, así como limpiar y revisar el estado técnico del registro ubicado en la esquina de estas dos arterias, precisan los especialistas.

«Todas estas acciones —acotan— se cumplieron en la fecha prevista (…) Se logró un mantenimiento integral a la zona y la desobstrucción total de las líneas de evacuación. Queda pendiente disponer de los recursos para la reparación y el mantenimiento del registro del alcantarillado».

Culminan los directivos su misiva informando que se visitó al Dr. Corrales y se le explicó en detalles el proceso acometido. «Es de señalar que la provincia dispone de un solo carro de alta presión, compartido con otros territorios y con un alto grado de explotación», añade.

Agua que llega

A su casa no llegaba agua desde hacía un mes. Sin embargo, una calle más allá se botaba tranquilamente en impúdicos salideros. Así nos describía su situación la holguinera Dayami Bermúdez Teruel (calle Sierra Maestra, s/n, Reparto Zayas, Holguín).

Evocaba la lectora que el Delegado del Poder Popular en la zona había emprendido múltiples trámites al respecto y en las oficinas de Acueducto le habían aseverado que solucionarían el problema, pero nada.

Al respecto, contestan María E. Heredia Miranda y Yobanis Azahares Carballo, funcionaria de Atención a la Población y director general de la Empresa Holagua, respectivamente. Comunican que se visitó el área en cuestión y aunque no se pudo contactar con la remitente, que no se encontraba, sí se hizo con el Delegado, quien planteó que ya están recibiendo el imprescindible líquido sin dificultad.

«No obstante, se le informó que se tomó la variante (…) de revisar el servicio siempre que se ponga el agua, alargar el horario del mismo, y se dividió la zona en dos circuitos (…), lo que ha traído buenos resultados».

Agradezco las dos respuestas de hoy. Sé, como cualquier cubano, las dificultades de estos trabajadores para garantizar el funcionamiento de las redes hidráulicas y de alcantarillado, con muy pocos recursos y deficiente tecnología. Pero también, como cualquier paisano, me pregunto si esta dinámica de continuar poniendo parches de a poquito no le costará al país mucho más a la larga. Tal vez, con los nuevos rumbos que se pretende tome nuestra economía, deban llegar inversiones significativas con resultados perdurables, para que la gotera diaria no se convierta en dolor de cabeza permanente. Contribuyamos a ello.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica