Ruidos y silencios en Palma Soriano

Atormentados por los decibeles en exceso, 48 vecinos de la calle Maceo, entre Donato Mármol y Quintín Bandera, en Palma Soriano, encabezados por Ana Doris Pérez Sardiñas, recalaron en el Acuse del 23 de julio de este año.

Se quejaban los santiagueros del «ruido ensordecedor y agobiante producido por potentes equipos de audio» y proyectado hacia donde ellos habitan como resultado de las actividades ¿culturales? que se efectuaban en la Plaza Donato Mármol, de su localidad, los fines de semana y, también, durante otros días.

«Tenemos que encerrarnos en nuestras viviendas sin poder salir al corredor o la acera —se dolían los remitentes—, sin poder casi respirar, soportando calor y sin poder ver la televisión. Y además, estamos expuestos a constantes broncas, palabras obscenas, lanzamiento de piedras y botellas, y otras manifestaciones de indisciplina social, que no son ejemplo para los menores».

Igualmente denunciaban los lugareños cómo personas inescrupulosas utilizaban durante los festejos cualquier espacio de la plaza y sus proximidades como baño público.

Los firmantes manifestaban entonces entender la necesidad de recreación de sus coterráneos; pero no a costa de la tranquilidad y el sosiego de muchos…

A propósito contesta Guadalupe Roldán De Moya, directora municipal de Cultura, quien comienza disculpándose por la demora de su misiva y la atribuye a «causas ajenas a nuestra voluntad». Argumenta que el municipio, de unos 127 mil habitantes, cuenta con la Donato Mármol como única plaza situada en el centro de la ciudad.

Dicha plaza «se encuentra ubicada en un espacio geográfico donde por el lateral derecho existen cuatro viviendas y dos instituciones estatales, por el lado izquierdo dos viviendas y un lateral de la escuela primaria Rubén Martínez Villena y al fondo (…) tres viviendas y un institución cultural», precisa la funcionaria.

Y añade que el lugar «se utiliza no solo para actividades festivas como expone la compañera; en ella se desarrollan los actos políticos más importantes de esta localidad, ceremonias militares de ascensos, abanderamientos de jóvenes de la FEEM y la FEU, (…) carnaval en el mes de octubre, por espacio de cuatro días, actividades deportivas en horario vespertino, con los niños de las diferentes escuelas, además de las actividades de las noches culturales los sábados, en especial para los jóvenes, por ser este el espacio físico con todas las condiciones de iluminación, amplitud y la más apropiada para la presentación de las diferentes agrupaciones de gran convocatoria (…) que visitan nuestra ciudad».

Precisamente por los reiterados criterios y quejas de la población —apunta la dirigente—, expresados en procesos de rendición de cuenta a los cuales se les ha dado seguimiento, la Dirección de Cultura, de conjunto con las demás autoridades pertinentes del municipio decidió emplear el espacio «solamente los sábados para la recreación, en especial de los jóvenes, con un horario de 8.00 p.m. a 2:00 a.m.».

En cuanto al nivel decibélico de las manifestaciones culturales, recalca la funcionaria que «se encuentran en los parámetros permisibles avalados por el Citma, además de que hemos trabajado con los operadores de audio para ir contribuyendo a evitar los ruidos ensordecedores».

Y de las indisciplinas sociales admite Guadalupe Roldán la indeseable presencia de estas; pero acota que el deber de enfrentarlas «nos corresponde a todos», no solo a quienes asumen responsabilidades en el municipio.

Agradezco la contestación, sin embargo, aún me quedan ciertos «ruidos» sobre aquellos ruidos. Los vecinos se quejaban de que reiteradamente tenían que soportar el golpe ensordecedor desde bien temprano en la mañana hasta las dos o tres de madrugada, y por lo que responde la Directora, la recreación especial juvenil es solamente los sábados. Si a esto agregamos que otros actos político-sociales no suelen extenderse hasta altas horas, hay ciertas incongruencias en ambas visiones.

En aras de organizar y hacer las cosas más comprensibles para todos, ¿no sería saludable publicar los cronogramas de actividades de la plaza, al menos las más predecibles y planificadas? Es solo una propuesta. Sabemos que en cuestiones de atender preferencias resulta casi imposible que todos queden complacidos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Armas Trump.