El porqué de las tarifas

El costo del festejo no le armonizaba con el bolsillo familiar. Y como se trataba de las celebraciones más populares de su localidad, el mayabequense Yunior Bauta Pentón (Calle 31 No. 6213A, e/ 62 y 64, La Salud, Quivicán) decidió escribirnos.

En su carta, que vio la luz aquí el 14 de enero pasado, se quejaba de los precios que experimentaron en las Fiestas del Maní, tradicional jornada de esparcimiento para los lugareños, en noviembre. Narraba Yunior que el área donde se efectuó la actividad recreativa, que se supone debía ser abierta y accesible a todos, se hallaba cerrada y el precio de entrada era de 20 pesos. La razón, según se argumentó, fue que actuaría allí una orquesta.

Otra cuestión que alarmó al remitente consistió en que se estaba vendiendo en quioscos del Estado los refrescos enlatados a 15 CUP y las botellas de ron Arecha a 25 CUP, ambos por encima de su precio habitual en instalaciones estatales.

Al respecto contesta Yoandry Marrero Plasencia, jefe de la Administración Municipal en Quivicán. Comienza Yoandry explicando que las festividades públicas se desarrollan de acuerdo con regulaciones propias de cada provincia, en este caso el Reglamento de Fiestas aprobado por la Asamblea Provincial del Poder Popular mediante acuerdo desde 2011, tras la puesta en vigor de la actual división político-administrativa. Este, a su vez, está en concordancia con la Resolución No. 293, del 30 de mayo de 2006, del Ministerio de Economía y Planificación.

En ambas disposiciones —acota el funcionario— se dispone que en los municipios los gastos por festejos deben estar amparados por los propios ingresos de aquellos, para lo cual se crea una cuenta especial de ingresos y gastos solo para ese fin, que logra un equilibrio financiero a partir de lo que se recauda en las celebraciones.

«Por tal razón el reglamento establece como concepto de ingreso el cobro de entrada de taquillas ante la presentación de agrupaciones y orquestas según la categoría y el precio de comercialización, que puede ser desde los 10.00 y hasta los 25.00 pesos la entrada», apunta el dirigente.

En el caso que nos ocupa, añade, «se cobró 20.00 pesos a partir de que los gastos de la agrupación ascienden a 25 000 pesos. Otro aspecto es que en nuestro municipio solo se aplica diferencial como concepto de ingreso a la cerveza de pipa y botella y el cobro de espacio a los trabajadores por cuenta propia, aprobado por el reglamento; (…) en otras provincias se les aplica a los alimentos de consumo.

Destaca además Marrero Plasencia que no se ha logrado en el municipio establecer una plaza para la presentación de las agrupaciones fuera del área donde se brindan el resto de las ofertas. De ahí que se ofrece información a la población sobre las tarifas y los horarios de las actuaciones.

En cuanto a la inquietud de Yunior sobre la venta de determinados productos a precios por encima de las tarifas estatales, argumenta Yoandry que esto ocurrió en entidades que «desde el año 2012 pasaron a las nuevas formas de gestión no estatal en la actividad de Cafetería-Paladar, donde la formación de precios se establece en oferta y demanda. Destacamos que estos productos que se mencionan también se ofertaron por la UEB de Comercio, Gastronomía y Servicio, a precios estatales, en las mismas áreas de los festejos».

Agradecemos la respuesta del Jefe de la Administración municipal. Ojalá lo más rápido posible el municipio halle los espacios para diferenciar las opciones recreativas y no se tenga que cobrar tarifas de entrada a todos los que accedan por uno u otro motivo. Todo empeño es poco si se trata de hacer más populares y accesibles las ofertas de recreación y consumo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.