Responden sobre fumigación en la calle - Acuse de recibo

Responden sobre fumigación en la calle

El pasado 29 de abril, la lectora Joana Lima, del municipio capitalino de 10 de Octubre, censuraba la costumbre de fumigar en la vía pública con carros, entre las 7 y 30 y 8 y 30 de la mañana, en La Habana.

Refería que por las molestias que causan al tránsito de vehículos y el trasiego de peatones, y por la posibilidad de que se provoquen lamentables accidentes, podrían realizarse esas labores en horario de madrugada, cuando la mayoría duerme.

Al respecto, llegó a nuestra redacción el pasado 7 de septiembre, con retraso considerable, la respuesta del doctor Reinol Delfín García Moreira, director provincial de Salud en La Habana.

Reinol afirma que se pudo

constatar en el análisis de conjunto con los especialistas de la Direción Nacional de Vigilancia y Lucha Antivectorial, que las Normas Nacionales para el Control de Vectores vigentes establecen, para efectuar la técnica, varios factores.

Por ejemplo, las condiciones más favorables para ese tipo de fumigación son muy temprano o muy tarde en el día, y con vientos constantes entre tres y diez kilómetros por hora, con la temperatura fresca.

Manifiesta el doctor Reinol que el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología de La Habana comprobó que la forma de aplicar el tratamiento se corresponde con las normas nacionales: en horas tempranas de la mañana, sin límite específico, y aceptándose hasta las 9:00 a.m., con la premisa de garantizar el cumplimiento del tratamiento, para evitar la diseminación del vector y disminuir el riesgo de transmisión de enfermedades.

Dichos vectores, agrega, tienen hábitos de vida diurnos, y el período de máxima picada se produce temprano en la mañana y al atardecer, cuando salen de sus sitios habituales de reposo. Por ello, no resulta factible aplicar el tratamiento en horarios diferentes a los mencionados.

Afirma que, a partir de los planteamientos de Joana, se discutió el tema en el Consejo de Dirección del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología de La Habana, con las siguientes medidas adoptadas:

Se hizo un análisis crítico en la Subdirección de Vigilancia y Lucha Antivectorial de ese Centro provincial, donde se discutieron los pormenores de la queja. Y se decidió ajustar horarios y recorridos de los equipos.

La planificación para el tratamiento adulticida extradomiciliario en La Habana, manifiesta, se efectuará con una semana de antelación, comunicándose a los municipios y áreas de Salud, para que estos, a su vez, informen a sus comunidades.

El horario para el tratamiento extradomiciliario comprenderá entre las 6:00 a.m. y 8:00 a.m., y entre las 6:00 p.m. y las 8:00 p.m.

Los recorridos deben comenzar por las calles de mayor tránsito a las de menor, en la medida en que técnicamente sea posible. Y los equipos solo podrán fumigar precedidos por los carros patrulleros de la PNR, para alertar y detener el tráfico con vistas a evitar accidentes.

Se deberá mantener el control y fiscalización del proceso de tratamiento, desde la preparación de los carros y equipos, la elaboración de la mezcla de insecticida a emplear y la actualización de los mapas o croquis de los recorridos.

Concluye el Director provincial de Salud que en la lucha contra las enfermedades de transmisión vectorial, solo podrán lograr el control del vector, en la medida en que logren una mayor participación de la comunidad. Por ello, agradece las opiniones y señalamientos populares.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica