Nebulosa en el contrato

Mientras el versátil Cándido Fabré y su banda estén deleitando hoy 4 de octubre al público habanero, el productor general y asesor legal de esa agrupación, Melanio Gustavo Hernández Hernández, no andará relajado ni animoso con lo que él califica de «violaciones que se cometen con nuestros artistas».

Melanio Gustavo refiere en su carta que la banda del maestro Cándido se presentó en los recientes carnavales de la ciudad de Santiago de Cuba, previo contrato entre la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos Sindo Garay, de la provincia de Granma, a la cual pertenecen, y la Dirección Municipal de Cultura-Fiestas Populares de Santiago de Cuba.

Firmado por ambas instancias el pasado 19 de julio, el documento estipulaba dos presentaciones de esa orquesta sonera por 50 000 pesos, que debía desembolsar la entidad santiaguera. Pero el pago real fue de 37 183.15 CUP, lo cual afectó los ingresos de la empresa granmense que los representa y de los propios integrantes de la banda.

Cuando Gustavo nos escribió, aún no habían recibido respuesta de las autoridades culturales con respecto a lo que él considera una transgresión inadmisible con el pago de esa y otras agrupaciones musicales.

Gustavo Melanio precisa que la directora de Cultura en ese territorio, Milena Morillo Hernández, le especificó que el descuento era producto de los gastos de hospedaje y alimentación de la orquesta en el hotel Punta Ventura, instalación donde siempre les informaron que tales gastos corrían por la Comisión del Carnaval.

Supo también que era una orientación del vicepresidente del Gobierno santiaguero, Marcos Antonio Campin, en el sentido de que a todas las orquestas que se presentaron en el Carnaval se les descontara esos gastos del pago de su talento artístico, en el caso en que no hubieran liquidado en efectivo esa cuantía en los hospedajes.

Manifiesta el productor y asesor legal de la banda que luego de concluidos esos festejos, han tratado persuasivamente de entenderse en el tema con las autoridades que tomaron la decisión. Incluso, señalaron que estaban violando resoluciones del Ministerio de Cultura que regulan el sistema de contratación para los artistas en fiestas populares.

Según Gustavo Melanio, en el pago del talento, que está considerado como ingresos personales y si están gravados  por el régimen tributario, no están incluidos los gastos de transporte, hospedaje y alimentación.

«Sin embargo, refiere, el Instituto Cubano de la Música les oferta el talento a los municipios que se encuentran en festejos, y asume todos los gastos de las orquestas que se presentan. Entonces, ¿por qué Santiago de Cuba no cumple con lo que está legislado?».

Y el remitente cita la Resolución 70 del Ministerio de Cultura, que se encuentra en la Gaceta Oficial de la República de Cuba, de fecha 7 de octubre de 2013, Sección III, sobre las Formas de Pago, Artículo 34, cuando expresa que la retribución que perciben los miembros de la unidad artística, tanto en CUP como en CUC, es considerada como ingresos personales y, a tales efectos, queda sujeta al régimen tributario y financiero establecido por el Ministerio de Finanzas y Precios para el sector de la cultura.

«¿Acaso, antes de realizar el anteproyecto de los festejos de Santiago, no revisan las normas jurídicas?», pregunta Melanio Gustavo. Agrega que el Vicepresidente citado le expresó que eran los únicos que habían reclamado, pues todas las orquestas no santiagueras que se habían presentado en los festejos, lo habían hecho de esa manera.

Esperamos una respuesta esclarecedora, mientras Cándido Fabré siga entonando la nobleza del cubano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica