Despojo sin explicación

Luis Manuel Ladrón de Guevara Hernández (calle 5ta., No. 27, entre 14 y 16, reparto 26 de Julio, Bayamo) se siente engañado, porque después de habérsele oficializado el derecho a una vivienda, se lo retiraron sin darle explicación alguna.

Cuenta el remitente que lleva 30 años laborando en el sector de la Construcción, en el que siempre ha ocupado cargos de dirección, incluido el actual, jefe de Aseguramiento de la Empresa Constructora de Obras de Ingeniería (Ecoing 18).

En 2012 a la Ecoing 18 se le asignó un plan nominalizado de cuatro viviendas para trabajadores. Y de esas, una le fue otorgada por el Consejo de Dirección de esa entidad, en reconocimiento a sus resultados positivos como funcionario.

Así, la Ecoing 18 acudió a la Unidad Municipal Inversionista de la Vivienda (UMIV) a buscar un solar estatal. Y allí le otorgaron una microlocalización en calle Fernando Echenique y Carretera Central. La dueña de ese terreno lo había donado al Fondo estatal, a fin de que le construyeran una vivienda.

Ya la UMIV y Planificación Física habían parcelado el terreno y se lo entregaron a la Empresa, de cuyos documentos él posee copias. Luego se preparó el proyecto, se presentó a la UMIV, que lo revisó y aprobó, expidiendo una orden de construcción.

Luego de firmar el contrato con la Empresa, comenzó la ejecución en marzo de 2012. Y en 2013 se hizo ya el encofrado para fundir la placa. Pero en febrero del propio año, Luis Manuel enfermó de una pancreatitis necrotizante, que lo mantuvo inactivo hasta septiembre.

En noviembre de 2013 se terminó la placa. Y el Gobierno provincial ordenó paralizar la obra, al alegar que esta estaba sobredimensionada y no se ajustaba al proyecto. Entonces se presentaron varios inspectores de la UMIV, midieron y concluyeron que la vivienda estaba dentro de los parámetros aprobados en el proyecto.

Por las razones antes mencionadas, la obra estuvo detenida en 2014. Y a fines de año, el delegado provincial de la Construcción en Granma, César Hernández Carrazana, se personó en el Gobierno provincial para solicitar cuentas sobre el asunto, porque, además, había otro trabajador en una situación similar.

Y el presidente del Gobierno Provincial, Manuel Santiago Sobrino, le aseguró que para 2015 esos dos casos tendrían solución. Ya en febrero de este año, narra Luis Manuel, la UMIV le informó a la Ecoing 18 que debía presentar el suplemento de contrato de la vivienda, la cual inicialmente era biplanta, pues arriba viviría una compañera, entonces trabajadora de la propia UMIV, pero que ya no se desempeña como tal.

Se incluyó la vivienda en el plan de terminación, con el número 41, a nombre de Luis Manuel. Y la obra continuó en labores de resane, fino, montaje de carpintería. Solo faltaban las instalaciones eléctricas e hidráulicas, el enchape de baño y cocina, y otros detalles menores.

El 5 de mayo pasado, continúa el remitente, el Director provincial de la Vivienda envió una notificación a la Ecoing 18, la cual indicaba que, por orden del vicepresidente del Gobierno provincial, Michel Tejeda Acuña, debía paralizarse la construcción, porque la vivienda de Luis Manuel, otorgada hacía tres años, aún no tenía destino.

En reciente reunión con el Delegado de la Construcción, añade Luis Manuel, se le informó que el Gobierno había decidido que la vivienda la terminara la Empresa Constructora de Obras de Arquitectura e Ingeniería Ecoai 4, una empresa del sector, pero que se le asignó a otra persona, «sin la explicación de tal decisión, que además considero arbitraria», enfatiza.

Luis Manuel cuestiona: «¿Cuáles son las razones que llevaron a privarme de mis derechos? ¿Por qué se toma esa decisión después de tres años de yo estar trabajando a pie de obra en la construcción de la que sería mi vivienda, sin dejar de atender mis obligaciones como jefe de Aseguramiento? ¿Quién es la persona que será beneficiada? ¿A qué se debe este despojo a un trabajador reconocido como cuadro ejemplar?

«Cuando fui a buscar respuesta, se me dijo que la habían enviado al Gobierno provincial. Y en esta última instancia me dijeron que no era así. ¿Quién me está engañando? ¿Qué está sucediendo en realidad?».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.