Se extrajo, afirma Banco Metropolitano

El pasado 11 de marzo, desde el municipio capitalino de Playa, Margarita Chen Aranguren contaba que a raíz de los problemas e interrupciones suscitados semanas atrás con los cajeros automáticos en La Habana, su hija Maylín González Chen intentó extraer los únicos cien CUP que quedaban en su tarjeta magnética, y el cajero le emitió un saldo negativo.

Fue a la sucursal del Banco Metropolitano (BM) donde está el cajero —42, entre 33 y 35, Playa— y le dijeron que debía dirigirse al BM donde opera su centro de trabajo, el de Línea y Paseo. Allí, le sacaron el estado de cuenta, y aparecía una extracción de 500 CUP que ella aseguraba no haber hecho. Le orientaron ir a la sede central del BM, donde la reorientaron hacia las oficinas de Atención a la Población de esa entidad bancaria.

Al final, resultó que Maylín tenía un saldo negativo con el BM. Hizo la reclamación el 19 de febrero, con un término de 30 días hábiles para darle respuesta. Y Margarita se sorprendía, porque en espera del desenlace, a su hija le habían rebajado del salario todos los aportes acreditados de las dos quincenas. No pudo cobrar nada, porque la tarjeta estaba bloqueada, bajo supuesta deuda con el Banco.

Así, responde Víctor Maturell Carvajal, del Departamento de Atención a la Población del Banco Metropolitano, que ante el reclamo se revisaron los registros bancarios establecidos para esos casos y las operaciones efectuadas con la tarjeta y el PIN de Maylín.

Y se comprobó que el 7 de febrero la tarjeta magnética de Maylín y su número de identificación personal (PIN) se introdujeron a las 7:36:36 horas en el cajero automático 021, en la Sucursal 237, de 42 y 33. Posteriormente, se hizo una consulta de saldo, que fue infructuosa. Y a las 17:36:56 horas se solicitaron, y fueron debidamente dispensados, 500 CUP.

Afirma que desde el momento en que Maylín presentó su inconformidad en la sucursal, recibió toda la información. Y el día en que se publicó su caso, se visitó su hogar, y le mostraron las evidencias.

No obstante, ella no reconoció las pruebas de extracción, razón por la cual la Dirección del BM solicitó los servicios de una entidad externa que examinara la licitud de los registros bancarios: el Centro de Control de Cajeros Automáticos, subordinado a los Servicios de Pagos RED S.A. (Redsa), respondió que la tarjeta magnética y el PIN de Maylín se utilizaron en la operación reclamada.

La entidad externa certificó: «El 7 de febrero de 2016, a las 17:36:36 se realizó una consulta de saldo, operación que fue infructuosa. Inmediatamente se realizó una extracción de efectivo, autorizada fuera de línea, que resultó exitosa, por la que fueron dispensados 500 CUP».

Precisa Maturell que «en el proceso de restablecimiento de las dificultades tecnológicas, al efectuarse la conciliación de la cuenta de Maylín, se constató que se extrajo un importe mayor al saldo de su cuenta, por lo que fue necesario suspenderle los servicios bancarios, los que fueron restablecidos al recuperarse el importe cobrado».

Y añade que «en ese proceso también se comprobó que la tarjeta en CUC de Maylín fue operada en el mismo cajero automático 021, 12 segundos después de la operación que no reconoce, siendo la cliente la única responsable de la custodia de su tarjeta magnética y PIN».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Armas Trump.