Respuesta sin explicaciones

A Elba Balloqui habría que darle la medalla de la persistencia y el récord de permanencia beligerante en esta columna, por la consecuencia con que ha timoneado los problemas del edificio donde reside (calle 25 Nro. 160, entre Infanta y O, Vedado, La Habana).

El 18 de enero de 2015 Elba denunció por primera vez en esta columna el engaño del ex Contingente 26 de Julio, de constructores, con los vecinos de ese inmueble, por haber incumplido el contrato hecho con la Unidad Municipal Inversionista de la Vivienda (UMIV) para reparar el edificio.

Por el pésimo estado del inmueble, contaba, desde 2001 era incluido en el Plan de Rehabilitación de la UMIV. Y fue a mediados de 2010 que comenzaron las obras de reparación por el 26 de Julio. Pero interrumpieron la obra en diciembre de ese año. Se fueron sin reparar la fachada ni reforzar los balcones y las columnas del sótano. No asumieron la demolición y levantamiento del muro que en el quinto nivel amenaza con desplomarse. Las labores se ciñeron al resanamiento, necesario, pero no era lo único que demandaba intervención.

Según Elba, acudieron a todas las entidades involucradas, sin que hubieran recibido una respuesta satisfactoria, «solo justificaciones… y falsas promesas…»; a pesar de que la UMIV, los Consejos de la Administración Municipal y Provincial y la entidad causante sabían del caso. «Mientras tanto —acotaba— sigue deteriorándose aceleradamente. Y llegará el momento en que, en el mejor de los casos, ya no pueda ser rehabilitado», concluía. Nunca en esta sección se recibió respuesta a dicha denuncia.

El 7 de abril pasado reflejé la segunda misiva de Elba, quien contaba que a sucesivas cartas hechas luego de aquella publicación, el Departamento de Conservación y Rehabilitación de la Dirección Provincial de la Vivienda y el Consejo de Administración Municipal de Plaza respondieron. Pero nada se había hecho, y el caso estaba cerrado prácticamente.

Al respecto, esta vez sí responde Maribel Lescaille Brooks, directora municipal de la Vivienda en Plaza de la Revolución, que «constatándose la falta de terminación de las acciones de reparación por el ex Contingente 26 de Julio, luego de valoradas las acciones pendientes, reconocemos que constituye una responsabilidad de la inversión, por no cumplir con lo que está establecido, el seguimiento por el técnico de la obra hasta su culminación, con el acta de conformidad de los vecinos sobre el trabajo realizado y la calidad de la obra en general».

Precisa que «nuestra entidad, valorando la situación, hoy la solución al problema es priorizar este edificio, donde se planificó este año 2016, el plan de 2017 para la terminación de estas acciones y el seguimiento por la Subdirección Técnica y por la Dirección».

Ofrece la directora disculpas a los vecinos por las molestias ocasionadas; y asegura que hoy la UMIV de Plaza trabaja en el seguimiento y control de las acciones que realizan los constructores hasta el final, y con la calidad requerida, pues su misión es revertir la situación que presenta Inversiones en esa entidad.

Agradezco la respuesta, aunque la misma está redactada de una manera bastante confusa. No se entiende si está incluido en el Plan del 2016 para concluir la obra en el 2017, o si está prevista para este último año.

Por lo demás, ni siquiera se explica por qué, a raíz de la primera queja de Elba publicada aquí el 18 de enero de 2015, nunca llegó una respuesta de la UMIV, ni tampoco posteriormente a esos vecinos, ante sus insistentes reclamos. Además, no se precisan las razones por las cuales la UMIV permitió que los constructores abandonaran irresponsablemente la obra contratada, ni qué medidas se adoptaron. A juzgar por esta respuesta, todo parece indicar que nadie pagó por tanta inconsistencia y falta de respeto a los vecinos por parte de los constructores, la Unidad Municipal Inversionista de la Vivienda y la Dirección Municipal de la Vivienda. ¿Por dónde andarán los que se retiraron y quienes lo permitieron?

Ojalá que Elba Balloqui, con su pertinaz fuerza de voluntad, no tenga que escribir de nuevo a esta columna.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Armas Trump.