Ocho años cargando agua

Aunque su consejo popular se llame La Gloria, no es precisamente gloria lo que ha respirado en él Rolando Tejeda Carvallar (Avenida No. 52, entre 45 y 47, No. 4532, Cienfuegos), sobre todo aguijoneado por la falta de agua.

La vivienda de Rolando se encuentra en la denominada «zona alta», debido a la división establecida por la dirección de Acueducto y Alcantarillado en la provincia y, desde el año 2008 no recibe el servicio de agua aun cuando tiene hasta una turbina instalada, afirma el remitente.

«Para ir paliando dicha situación, que afecta a toda mi familia, incluyendo niños pequeños, he estado cargando cubos de agua desde la esquina, acarreando en bicicleta porrones desde varios lugares de la ciudad y asistiendo con cierta periodicidad a los departamentos de Atención a la Población de la Dirección Municipal y Provincial de Acueducto y Alcantarillado (A.A.), del Gobierno municipal e incluyendo la Delegación de Recursos Hidráulicos», refiere.

En todo este tiempo, apunta, ha sido atendido por el Director Municipal de A.A. (2013/2014); una representante de Atención a la Población de esa misma entidad; el Director entrante en A.A. (2014/2015) y el Director Provincial de A.A. (2014/2015), entre otras autoridades.

«Como respuesta a mis gestiones —precisa el afectado— obtuve que en el año 2013 el Director (municipal) en funciones enviara un inspector a mi vivienda, el cual corroboró que a mi acometida, ubicada por calle 47 (O’Donell) no entraba agua; y solicitó que se me enviara en esos momentos una pipa para paliar mi situación (…), mientras llegaba mi turno, pues fui ubicado en una lista para resolver una nueva acometida por la Avenida 52, calle Argüelles».

Tras un año en la misma situación, se dirigió Rolando, otra vez, a las autoridades de A.A. y fue atendido por su Director provincial, el cual también lo anotó en un listado y le comunicó que debía esperar, pues a veces no se contaba con los equipos necesarios para romper la calle; además de haber pendientes muchos casos similares, evoca.

En octubre de 2015, una vez más, visitó Tejeda Carvallar la Dirección Municipal de A.A. y allí se le entregó una carta para ser autorizada una acometida por el Consejo de la Administración del municipio de Cienfuegos; documento que fue entregado por él en el Gobierno Municipal.

«Dicha carta (…) tenía como fecha para ser resuelta mi situación el 30 de ese mismo mes, solución que no fue ejecutada. Al ver que no hubo respuesta en los primeros días de noviembre, me presento un lunes nuevamente en el Gobierno municipal, siendo atendido (…) por la compañera Asneida; me planteó que a mi caso no se le había dado curso ya que por dicha avenida circula la ruta 2 (de guagua), Juanita-Reina, y que resultaba muy difícil darle respuesta (…) ya que había que romper la calle de lado a lado», rememora el lugareño

Sin embargo, ha constatado el remitente que en la misma avenida 52, dentro del recorrido de la ruta 2, se han dado acometidas en las siguientes direcciones: entre las calles 59 y 61 (dos en esa cuadra), entre 59 y 57, y entre 53 y 51. (Detalla el lector incluso los números de las viviendas, los que omitimos).

«Incluso por la avenida 56, San Carlos, por donde circula la ruta 6 y todas aquellas rutas que salen de la Terminal de Ómnibus, tanto intermunicipales como líneas nacionales, se dio una acometida en avenida 56 esquina a calle 43», insiste.

A mediados de enero de 2016 volvió a la carga el atribulado cienfueguero. Esta vez a la Delegación Provincial de Recursos Hidráulicos, y fue atendido por su Delegado. Se recogió entonces la queja en el sistema de Atención a la Población, pero de ello no se derivó una respuesta, o al menos una visita al reclamante, detalla.

Cansado ya de esperas e ineficiencia llegó el afectado hasta la Dirección Provincial de A.A., y fue atendido por su Director, a principios de febrero último. La respuesta volvió a consistir en que un inspector visitaría su hogar. Al momento de escribirnos, más de tres meses después de dicha entrevista, nadie había visitado a Rolando.

«Han pasado 8 años y tres meses y no se ha ejecutado acción alguna», se duele el lector.

Huelgan los comentarios. Hágase el agua.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica